"Emociones reprimidas"// "Repressed emotions." [Esp-Eng]

Una madre le dice a su hija que no debe estar triste, a pesar de que su padre ha muerto hace poco tiempo. A un joven le dicen que los hombres nunca lloran, pues eso es símbolo de debilidad. Y otro niño es disciplinado por sus padres, debido al miedo que tiene por hablar en público. ¿Qué tienen estas personas en común? Primeramente, se encuentran en situaciones en las que las emociones pueden surgir de manera casi que instantánea. Pero, por otro lado, también existe esa mala dirección en cuanto a lo que ellos pueden sentir y como deben manejarlo.

Y es que se podría decir que todos los seres humanos llegamos a experimentar nuestras emociones incluso antes de poder entenderlas, identificarlas y aceptarlas como parte natural de nuestra existencia. Sería muy fácil contar con un manual que, a modo de instrucciones nos diera un adelanto de todo lo que llegaremos a sentir desde el primer momento en que vivimos, y como la clave es aceptar nuestras emociones, darles su debido lugar, y así poder aportar a nuestro bienestar mental, físico y emocional.

¿Emociones buenas, o malas? Quizás este sea uno de los dilemas que muchos de nosotros hemos tenido en algún momento de nuestras vidas, ya que hay emociones como la felicidad o la admiración que no necesitan de tanta presentación para estimar el grado de satisfacción. Por otro lado, el miedo, la tristeza o el enfado llegan a ser esas que muchos desearíamos suprimir de nuestro paquete de emociones, y abren las puertas a una de las salidas más peligrosas que puede existir para nosotros: reprimir nuestras emociones.

A mother tells her daughter that she should not be sad, even though her father has recently died. A young man is told that men never cry, because it is a symbol of weakness. And another boy is disciplined by his parents because of his fear of public speaking. What do these people have in common? First of all, they are in situations where emotions can arise almost instantaneously. But, on the other hand, there is also that misdirection as to what they can feel and how they should handle it.

And it could be said that all human beings come to experience our emotions even before we can understand them, identify them and accept them as a natural part of our existence. It would be very easy to have a manual that, by way of instructions, would give us a preview of everything we will come to feel from the first moment we live, and as the key is to accept our emotions, give them their due place, and thus be able to contribute to our mental, physical and emotional well-being.

Good or bad emotions? Perhaps this is one of the dilemmas that many of us have had at some point in our lives, since there are emotions such as happiness or admiration that do not need so much presentation to estimate the degree of satisfaction. On the other hand, fear, sadness or anger become those that many of us would like to suppress from our package of emotions, and open the doors to one of the most dangerous ways out that can exist for us: to repress our emotions.

prisoner-g3e87ca6ee_640.jpg

Pixabay by CDD20

Ya sea por la crianza o los hábitos que hayamos adquirido en algún determinado tiempo, algunas personas concluyen en que lo mejor para nosotros es oprimir esas emociones que pudieran hacernos ver como alguien vulnerable, débil o falto de carácter. Muchos han tratado de sobreponer una emoción sobre otra, es decir, tapar lo que sientes con aquello que desearías sentir en ese momento. Y hasta podría parecer muy práctico y lógico pues, al fin y al cabo, ¿Quién no desea estar siempre feliz? ¿Cuántos no deseamos vivir sin temor, confusión o indignación?

Pienso que lo primero que debemos entender es que, no se trata de vivir en base a una o varias emociones, sino de saber que todas ellas forman parte de una gran cadena de reacciones y sensaciones que experimentamos a cada instante. En conjunto, las emociones llegan a ser como ese sistema de alarma que se activa de acuerdo a lo que se nos presenta, y este a su vez nos da una pista de cómo debemos atender dicha circunstancia. Si tratamos de suprimir una o dos de ellas, podríamos alterar nuestro equilibrio emocional y, por ende, causarnos una herida difícil de sanar.

Nuestras emociones nos ayudan a definir lugares, olores o melodías que forman parte de una gran experiencia afectiva en nuestra vida. Es impresionante ver como una canción puede despertar varias sensaciones en algunas personas, como hay aromas que enseguida asociamos a una experiencia y automáticamente damos paso a una emoción, y como a veces solo basta con mirar un paisaje o tan solo imaginarlo para que nuestro núcleo emocional se active de forma natural.

Durante algún tiempo de mi vida, pensé que reprimir ciertas emociones sería un verdadero refugio y alivio en mi camino. Al principio, parecía que era lo mejor que podía hacer por mí mismo, hasta que con el tiempo me di cuenta del grave error que cometí. Me convertí en una persona vacía emocionalmente, pues al suprimir mi dolor y mi tristeza, también se suprimieron mis otras emociones. Es algo complicado el poder expresar como se siente, y en ocasiones es mejor tratar de drenar de a poco todo ese vacío sin pensar en lo que me llevó a ese desierto emocional. A todas estas, escribir sobre ello me da la tranquilidad de saber más de este tema en comparación a lo que hace unos años era muy extraño para mí.

Whether it is because of our upbringing or the habits we have acquired over time, some people conclude that the best thing for us is to oppress those emotions that could make us look vulnerable, weak or lacking in character. Many have tried to superimpose one emotion over another, that is, to cover up what you feel with what you would like to feel at that moment. And it might even seem very practical and logical because, after all, who doesn't want to be happy all the time? How many of us don't want to live without fear, confusion or indignation?

I think that the first thing we must understand is that it is not about living based on one or several emotions, but to know that all of them are part of a great chain of reactions and sensations that we experience at every moment. As a whole, emotions become like that alarm system that is activated according to what is presented to us, and this in turn gives us a clue as to how we should deal with that circumstance. If we try to suppress one or two of them, we could alter our emotional balance and, therefore, cause a wound that is difficult to heal.

Our emotions help us to define places, smells or melodies that are part of a great affective experience in our life. It is impressive to see how a song can awaken various sensations in some people, how there are aromas that we immediately associate with an experience and automatically give way to an emotion, and how sometimes just looking at a landscape or just imagining it is enough to activate our emotional core in a natural way.

For some time in my life, I thought that repressing certain emotions would be a real refuge and relief in my path. At first, it seemed like it was the best I could do for myself, until eventually I realized what a big mistake I made. I became an emotionally empty person, because by suppressing my pain and sadness, my other emotions were suppressed as well. It is a complicated thing to be able to express how you feel, and sometimes it is better to try to drain all that emptiness little by little without thinking about what led me to that emotional desert. All in all, writing about it gives me the peace of mind of knowing more about this subject compared to what a few years ago was very strange to me.

handcuffs-g984bfd3cb_640.jpg

Pixabay by TheDigitalArtist

Algo que también es una realidad es lo mucho que nos falta para aprender a identificar las emociones y como atenderlas, sobre todo cuando se trata de ayudar a alguien. A veces vemos a una persona triste, y lo primero que decimos es “no tienes que estar triste” cuando lo más necesario es saber la razón de dicha tristeza, o quizás conocemos a alguien con un temor arraigado y preferimos cuestionar su valor antes de entender su evidente reacción.

Desde que he empezado a tomar más en serio el tema de las emociones, he sacado un principio que hasta hoy me ha ayudado mucho y es el de “tratar de entender cada emoción que pueda llegar a mí”. Antes, me atormentaba ante la presencia de alguna emoción, pero ahora me enfoco más en aprender de ellas y saber porque están allí. También me he esforzado por aceptarlas a todas por igual, sin catalogarlas como buenas y malas, ya que de todas se puede extraer mucho para meditar y seguir en este eterno aprendizaje del cual siempre podremos sacar algo valioso.

Tenemos la naturaleza innata como seres emocionales y, por lo tanto, debemos darles la debida atención a ese maravilloso sistema que forma una parte fundamental de nuestro existir. Porque sin emociones no hay vida, así que de cada una de ellas sigamos aprendiendo y démosle el lugar que todas ellas se merecen.

Something that is also a reality is how much we lack to learn to identify emotions and how to deal with them, especially when it comes to helping someone. Sometimes we see a sad person, and the first thing we say is "you don't have to be sad" when the most necessary thing is to know the reason for that sadness, or maybe we meet someone with an ingrained fear and we prefer to question their courage before understanding their obvious reaction.

Since I have begun to take the subject of emotions more seriously, I have drawn out a principle that has helped me a lot to this day and that is to "try to understand every emotion that can come to me". Before, I was tormented by the presence of some emotion, but now I focus more on learning about them and knowing why they are there. I have also made an effort to accept them all equally, without categorizing them as good or bad, because from all of them we can extract a lot to meditate and continue in this eternal learning from which we can always get something valuable.

We have the innate nature as emotional beings and, therefore, we must give due attention to this wonderful system that forms a fundamental part of our existence. Because without emotions there is no life, so let's keep learning from each one of them and give them the place they all deserve.

smiley-g6fc3bb48c_640.jpg

Pixabay by AbsolutVision


Gracias por darle valor a esta publicación con tu tiempo y atención.

Hasta pronto.


Thank you for giving value to this publication with your time and attention.

See you soon.



0
0
0.000
15 comments
avatar

La-Colmena-Curie.jpg



¡Felicidades! Esta publicación obtuvo upvote y fue compartido por @la-colmena, un proyecto de Curación Manual para la comunidad hispana de Hive que cuenta con el respaldo de @curie.

Si te gusta el trabajo que hacemos, te invitamos a darle tu voto a este comentario y a votar como testigo por La Colmena.

Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, te invitamos a acompañarnos en nuestro servidor de Discord.


0
0
0.000
avatar

En efecto, cuando reprimimos nuestras emociones ellas terminan encontrando el hueco por el que salir. El problema es que suele ser en un momento, lugar y con la persona menos oportunos ni relacionados con esa represión.

Me gustó mucho leerte, has expresado muy bien un tema delicado. Gracias.

0
0
0.000
avatar

Gracias amiga @palomap3 por esas palabras. Que bien que hayas disfrutado de esta publicación que aborda un tema tan delicado como importante para todos nosotros. Muchos saludos para ti

0
0
0.000
avatar

Saludos querido compañero @cajiro 👋🏼 No podríamos destacar una sola emoción en un tema tan amplio como el que trataste tu aquí, es que tienes toda la razón en lo que mencionas, es interesante que aunque muestras que por lo general reprimimos los sentimientos negativos al leer tus

"pues al suprimir mi dolor y mi tristeza, también se suprimieron mis otras emociones."

Vemos cómo hasta los sentimientos positivos pueden ser reprimidos cuando desarrollamos este mal hábito.

Excelente desarrollo del tema amigo, realmente es una información completa que apreciamos; gracias por el apoyo continuo en la comunidad, feliz tarde 🌞.

0
0
0.000
avatar

Realmente es un tema que da mucha tela para cortar por la cantidad de emociones que llegamos a experimentar y lo poco que sabemos expresar sobre cada una de ellas. Gracias amigos @hive-102879 por complementar esta información con su valioso comentario. Saludos

0
0
0.000
avatar

Hola amigo @cajiro, has tratado un tópico muy interesante y amplio. Ese bichito llamado emoción que si no es bien canalizado puede trastocar para bien o para mal la vida de las personas. Sin duda alguna cada quien percibe de una manera diferente cualquier situación que se presente en la vida.

0
0
0.000
avatar

Así es mi querida amiga @dorytagil2022. Has dicho una palabra clave y es la de "canalizar" todo lo relacionado con nuestras emociones. Muchos saludos para ti mi amiga. Éxitos.

0
0
0.000
avatar

Hola amigo bello @cajiro, feliz, exitoso y bendecido día. Así es, como ser humano sentimos porque es parte de nuestro cuerpo, Pedirle a Dios nos ayude a canalizarlas de la mejor manera. Gracias por tus buenos deseos, igual para ti.

0
0
0.000
avatar

Concuerdo contigo en que en ocasiones las emociones llegan y las sentimos antes de entenderlas, por esta razón nos cuesta comprender o identificar lo que nos está ocurriendo y en medio de turbulencias nuestro cerebro entra en caos llevándonos a actuar solo por las emociones sin utilizar el raciocinio.

Somos complejos con respecto a este tema, sin embargo, considero que en momentos de confusión lo mejor es esperar a que baje la marea para poder tener una perspectiva correcta de lo que nos está ocurriendo y así actuar de forma racional.

Me contenta mucho que en tu exploración de las emociones, hayas aprendido a dejar atrás el pasado y a no reprimir más lo que sientes.

Excelente trabajo @cajiro 👏👏👏👏👏👏

0
0
0.000
avatar

Excelentes palabras amiga @abisag. Me hiciste recordar una frase que aconseja a "no tomar decisiones permanentes en base a emociones pasajeras". Muchas gracias por aportar tu valioso comentario al tema de esta publicación. Saludos y éxitos para ti.

0
0
0.000