"La emoción de ganar" [Esp/Eng]

En la vida, existen infinidades de situaciones en las que podemos experimentar muchas emociones a la vez, momentos que de manera individual o grupal podemos disfrutar a plenitud. A nivel general, cada cuatro años un evento deportivo le da la vuelta al mundo, y con esto, unimos nuestra pasión y nuestra atención en una competición donde muchos países se reúnen con el mismo propósito: llegar a ser los mejores del mundo.

Y sí, estoy hablando del Mundial de futbol Qatar 2022, un evento que sin duda alguna generará muchas emociones de principio a fin. De hecho, ya al estar tan cerca el día de la inauguración, son muchas las expectativas que se tienen y a medida que va pasando el tiempo, la ansiedad y la inquietud crecen más y más. A todas estas, ¿Por qué genera tanto interés esta clase de eventos deportivos? ¿Qué es eso que, tanto a jugadores como a espectadores nos lleva a involucrarnos profundamente? Pues sencillamente es “La emoción de ganar”.

Si alguna vez has tenido la oportunidad de participar en algún torneo o competición deportiva, podrás asentar que son muchas las sensaciones que se viven y se llegan a experimentar dentro y fuera de la cancha. Sea desde el bando ganador o perdedor, es imposible no sentir ansiedad, miedo, temor, asombro, de la misma forma como podrás sentir felicidad, admiración, júbilo y regocijo. Y esto no deja de ser bastante interesante, ya que al hablar de estas emocionantes experiencias nos damos cuenta del alcance y el efecto que estas pueden tener tanto en los jugadores como en los fanáticos o espectadores.

No cabe duda de que todos tenemos ese deseo innato de querer ganar, o por lo menos aún no conozco a alguien que desee fervientemente ser un perdedor. Para alguien que alguna vez ha alcanzado una meta y ha saboreado las mieles de la victoria, ese deseo puede ser cada vez más grande, y esto llega a evidenciarse en el desenlace de cualquier competición: hay alegría y celebración, así como también llegan la tristeza y la frustración, incluso vemos cómo se cruzan las lágrimas de los vencedores con las lágrimas de los derrotados.

In life, there are infinite situations in which we can experience many emotions at the same time, moments that individually or as a group we can enjoy to the fullest. At a general level, every four years a sporting event turns the world upside down, and with this, we unite our passion and our attention in a competition where many countries gather with the same purpose: to become the best in the world.

And yes, I am talking about the Qatar 2022 World Cup, an event that will undoubtedly generate many emotions from start to finish. In fact, being so close to the opening day, there are many expectations and as time goes by, anxiety and restlessness grow more and more. Why does this kind of sporting event generate so much interest? What is it that makes both players and spectators get deeply involved? It is simply "The thrill of winning".

If you have ever had the opportunity to participate in a tournament or sporting competition, you will agree that there are many sensations that are lived and come to experience on and off the court. Whether on the winning or losing side, it is impossible not to feel anxiety, fear, awe, amazement, just as you can feel happiness, admiration, joy and exhilaration. And this is quite interesting, because when we talk about these exciting experiences we realize the scope and effect they can have on both players and fans or spectators.

There is no doubt that we all have that innate desire to want to win, or at least I have yet to meet someone who fervently desires to be a loser. For someone who has once achieved a goal and tasted the sweetness of victory, that desire can be ever greater, and this becomes evident in the outcome of any competition: there is joy and celebration, as well as sadness and frustration, and we even see how the tears of the victors cross with the tears of the defeated.

trophy-ge07c1f6c5_640.jpg

Pixabay by QuinceCreative

Desde mi punto de vista como aficionado a este deporte, puedo afirmar de antemano que, aunque no somos los jugadores, tampoco somos inmune a las emociones. Muchos anhelamos el inicio de esta competición, y ya sea que nuestro país esté en dicho mundial o tengamos una selección favorita, es mucha la intriga y el suspenso que podemos sentir desde el comienzo. Habrá muchas personas que con nostalgia recordarán anécdotas relacionadas con este deporte o con la misma celebración que cada cuatro años nos da la oportunidad de reunirnos de esta forma, y entre recuerdos y deseos empezamos a disfrutar desde el primero hasta el último partido.

Cabe mencionar que en muchas ocasiones, hay personas que asocian algunas emociones con colores, y creo que durante estas próximas semanas eso tomará más realismo, ya que veremos a muchas personas portando franelas con los colores de su equipo favorito para de este modo poder expresarle su más grande y firme apoyo desde dondequiera que esté.

¿Alguna vez has apoyado a uno de los equipos que ha ganado el mundial? ¿Cómo te has sentido? Desde mi experiencia puedo decir que cuando te gusta este deporte, lo vives de una forma totalmente inigualable. Por ejemplo, en el mundial del 2010 mi equipo favorito desde mucho antes de empezar el evento era España. Para los conocedores del tema, ese país empezó perdiendo su partido en el debut, y debido a eso muchos pensaron que no llegarían tan lejos. Aun así, lo hicieron, y ganaron una de las finales más emocionantes que he visto y que sigo recordando con mucha alegría.

Pero como ya les comenté, esto también se trata de emociones de lado y lado, sintiéndonos victoriosos o saliendo como perdedores, y esto último fue lo que me tocó en el siguiente mundial. Para ese entonces, mi equipo favorito era Argentina, pero en la misma final cayeron derrotados en manos de los alemanes. Con esto, debo admitir que en base a estas dos experiencias, siempre me queda esa satisfacción de haber podido ver los juegos y vivirlos como si se tratara de mi país y cantar los goles como si los hubiese marcado yo mismo.

From my point of view as a fan of this sport, I can state in advance that, although we are not the players, we are not immune to emotions either. Many of us look forward to the start of this competition, and whether our country is in the World Cup or we have a favorite team, there is a lot of intrigue and suspense that we can feel from the very beginning. There will be many people who with nostalgia will remember anecdotes related to this sport or with the same celebration that every four years gives us the opportunity to meet in this way, and between memories and desires we begin to enjoy from the first to the last game.

It is worth mentioning that in many occasions, there are people who associate some emotions with colors, and I believe that during these next weeks that will take more realism, since we will see many people wearing t-shirts with the colors of their favorite team in order to express their biggest and strongest support from wherever they are.

Have you ever supported one of the teams that won the World Cup? How did you feel? From my experience I can say that when you love this sport, you live it in a totally unique way. For example, in the 2010 World Cup my favorite team long before the event started was Spain. For those in the know, that country started by losing their debut match, and because of that many thought they would not make it that far. Even so, they did, and won one of the most exciting finals I have ever seen and still remember with great joy.

But as I already told you, this is also about emotions on both sides, feeling victorious or coming out as losers, and the latter was what happened to me in the next World Cup. At that time, my favorite team was Argentina, but in the final itself they were defeated at the hands of the Germans. With this, I must admit that based on these two experiences, I always have the satisfaction of having been able to watch the games and live them as if it were my country and sing the goals as if I had scored them myself.

world-cup-g7ba76d64d_640.jpg

Pixabay by stux

Quizás una de las cosas que capta más mi atención es precisamente eso, todo lo que puede generar en nosotros una competición como lo es el mundial de futbol. Muchos viven esa pasión de manera muy personal, mientras otros no dudan en juntarse en grupo a fin de disfrutar y compartir de los juegos. He visto a muchos llorar al ver a sus equipos ya eliminados, a otros sufrir por la lesión de algún jugador importante, y al final muchos no dudan en reconocer con admiración y respeto a ese país que logra alzar el trofeo de campeón mundial.

Para mí es difícil no sentirme con algo de nostalgia pues muchos con quienes compartía en estos eventos ahora no están. Recuerdo bien cuando nos reuníamos en casa para ver el juego, todo era una contienda y discusión en buen tono hasta que se sabía quién era el ganador. Bromeábamos en toda ocasión, y más allá de ganar o perder, existía esa unión y ese apoyo que hacía de esos instantes momentos muy especiales.

Ahora tenemos un nuevo mundial a la vuelta de la esquina, un libro de páginas en blanco que esperan por cada uno de nosotros, para llegar a ser autores y artífices de un sinfín de experiencias llenas de emoción. ¿Qué piensas que podrá ocurrir? ¿Cuántas anécdotas esperan por ti? Seguramente este campeonato mundial de futbol nos deparará muchas cosas impresionantes e inesperadas, así como ya muchos en todas partes del mundo tienen su equipo favorito para alcanzar la meta más deseada, la de vivir y sentir a plenitud “la emoción de ganar”.

Perhaps one of the things that captures my attention the most is precisely that, everything that a competition such as the World Cup can generate in us. Many live this passion in a very personal way, while others do not hesitate to get together in groups to enjoy and share the games. I have seen many people cry when they see their teams already eliminated, others suffer because of the injury of an important player, and in the end many do not hesitate to recognize with admiration and respect the country that manages to raise the world champion trophy.

For me, it is difficult not to feel a little nostalgic because many of those with whom I shared these events are no longer here. I remember well when we used to gather at home to watch the game, everything was a contest and a good-natured discussion until we knew who the winner was. We joked at every occasion, and beyond winning or losing, there was that union and support that made those moments very special.

Now we have a new World Cup just around the corner, a book of blank pages waiting for each one of us, to become authors and architects of endless experiences full of emotion. What do you think will happen? How many anecdotes are waiting for you? Surely this world soccer championship will bring us many impressive and unexpected things, just as many people all over the world already have their favorite team to reach the most desired goal, that of living and feeling to the fullest "the thrill of winning".

football-world-cup-g1c420f4e4_640.jpg

Pixabay by Roark


Gracias por darle valor a esta publicación con tu tiempo y atención.

Hasta pronto.


Thank you for giving value to this publication with your time and attention.

See you soon.



0
0
0.000
6 comments
avatar

Hola amigo @cajiro que buen tema escogiste para escribir el día de hoy, yo soy una de las pocas mujeres a las que les encanta el fútbol, hasta peleo con los albitros si veo que una decisión es injusta, sin duda disfrutaremos mucho estos días tendremos muchas opiniones y estamos a la expectativa de como comenzará todo. Saludos muy buena tu publicación.

0
0
0.000
avatar

Hasta peleas con los árbitros por ciertas decisiones?? 🤔 ¡Vaya!, eso sí que es es estar comprometido con el equipo 🥳🥳🥳😅😅
Ya falta poco amiga @nathy33 para empezar a disfrutar de este torneo mundial que arrojará una gran cantidad de emociones 🙂👏👏👏 Saludos y éxitos para ti también ☺️👍

0
0
0.000
avatar

Hola @cajiro 🍰

Es muy variadas las emociones que éste evento reúne. Y probablemente varíen a medida que avanza la competición. Al principio probablemente sean muchas parecidas, pero luego empezarán a variar, porque suceden cosas muy diversas, y quizás allí está un factor que hace de este deporte y campeonato tan interesante, con tantos seguidores. 👏

Esperamos que disfrutes éste torneo. Para el próximo tendremos que esperar 4 años más. 😅

Un abrazo 🤗

0
0
0.000
avatar

Muy cierto @hive-102879 y es que, a medida que empiecen a quedar equipos en el camino, y la gran final sea más latente, más será la emoción y la tensión por saber quién será el próximo campeón 🙂

Saludos y éxitos 🎉🎉👏👏

0
0
0.000