Formación del Carácter y las Emociones//Formation of Character and Emotions

Diapositiva9.JPG

Con alguna frecuencia escuchamos decir o decimos que una persona es de carácter fuerte o débil, que tiene buen o mal carácter y es un clásico el comentario al referirnos a nuestros hijos con expresiones como: es igualito a su papá (o mamá) sacó el mismo carácter. En cualquiera de los casos señalados queremos indicar con estas palabras el modo en que con frecuencia responde o actúa una persona frente a una situación dada.

La amiga @parauri desde su columna “Mirad a los Niños” me ha invitado en su último artículo a “conversar” sobre la formación del carácter y el desarrollo del coeficiente emocional. Un tema de gran importancia porque el carácter es modificable y la inteligencia emocional la podemos desarrollar, lo que nos indica que si nos proponemos y actuamos sobre ellos podemos mejorar notablemente aquellas conductas, hábitos, actitudes que nos causan molestias, que nos hacen sentir inconformes con las respuestas que damos y sobre todo saber dirigir nuestras emociones hacia estados de mayor satisfacción. Entonces, agradeciendo la invitación de @parauri hablemos de esa relación entre la formación del carácter, de los niños y la inteligencia emocional.

Comencemos señalando que cuando hablamos de formación como proceso de enseñanza aprendizaje, en este caso en la relación padres-hijos, entendemos que el carácter es algo que podemos ir moldeando, que esa forma o manera en que responde nuestro hijo o hija no es innata sino producto de su interrelación con el medio que lo rodea. Por lo que decir que el hijo saco nuestro carácter no es lo más apropiado ya que a diferencia del temperamento que es innato, el carácter es de origen social, se forma en la interacción humana.

De allí, que tampoco sea descabellada la afirmación “igualito a” porque si nos ponemos a ver el niño desde el momento de su nacimiento esta en completa interacción con nosotros y va asimilando, captando las características del carácter que nos definen y estos serán los insumos para formar su propio carácter.

De tal manera que formar el carácter del niño está íntimamente relacionado con nuestras propias maneras y formas de actuar en la cotidianidad, somos sus principales modelos por lo que si nosotros somos personas que entramos en la caracterización de “mal carácter”, es decir, nos irritamos con frecuencia, somos agresivos en la comunicación, respondemos con violencia ante los hechos que no nos gustan es altamente probable que nuestros hijos asuman estas conductas, como también puede ocurrir que, en contraposición, la otra parte significativa para él sea de “buen carácter”, se tome las cosas con más calma, busque la mediación, nuestros hijos tomen este camino.

Ahora bien, el que tome un camino u otro también tiene ver con sus características innatas como es el temperamento porque todo va sumando para crear su personalidad única, así que mientras más vivencias, herramientas, conductas positivas les aportemos harán de ese niño una persona con “mejor carácter”. Y allí es donde interviene el desarrollo del coeficiente emocional, que es la medida de nuestras capacidades para reconocer las emociones y sentimientos propios y de las personas con las que interactuamos, saber expresar esas emociones y, lo más importante, tener la habilidad de manejarlas.

Cada día se hace más relevante desarrollar las competencias, habilidades y destrezas de la inteligencia emocional. Es valorada en el ámbito educativo y laboral como un componente para alcanzar el éxito en cualquier área de nuestras vidas, es oportuno acotar que como coeficiente (valor numérico) existen pruebas que lo miden y será el especialista, en este caso el psicólogo, quien tiene los criterios de validez para dar e interpretar los resultados.

Así pues, sin ánimo de desvalorizar esta función profesional, nosotros como padres tenemos el conocimiento que da la convivencia. Observamos, vivimos y sabemos de las respuestas habituales de los hijos ante las situaciones, es decir, conocemos su carácter con bastante exactitud, por lo cual estamos en capacidad de detectar aquellos rasgos de su carácter que, a consciencia sabemos, no le facilitaran su bienestar interno y relación con los demás, por lo que llevar acciones para desarrollar su inteligencia emocional es prepararlo para vivir mejor.

Antes de proponer cualquier actividad es necesario que estemos claro que nosotros somos su modelo, por lo que nuestra propia coherencia entre el pensar, sentir y actuar deberán estar alineadas. Sabemos que sirve de poco dar un discurso a un niño cuando en la acción ve algo distinto a lo que se le está diciendo, también es importantísimo no perder de vista la idea principal: aprender a manejar y “controlar” las emociones, en ningún momento es esconderlas, disimularlas o no expresarlas. Si esto lo hemos internalizado estamos preparados para ayudar a nuestros querubines en la formación de un mejor carácter utilizando las herramientas de la inteligencia emocional.

Los especialistas señalan que a los dos años el niño ya comienza a comprender y diferenciar las emociones por lo que ayudarlo a identificarlas, a darle palabras para que describa lo que siente y cómo se siente, con determinada emoción que ha manifestado, es un buen comienzo.

Uno de los ejercicios que sirve para este fin es ir elaborando un álbum de emociones y sentimientos, de ser posible, con fotos del niño, aprovechemos que a ellos les encanta imitar, caracterizar las emociones puede ser algo realmente divertido, si aún es muy pequeño busquemos las fotos por internet, acá te dejo un ejemplo.

Diapositiva1.JPG

Diapositiva3.JPG

Diapositiva5.JPG

Diapositiva7.JPG

A cada emoción busquemos palabras que la describa de esta manera vamos aumentando el vocabulario emocional. Una vez que tenemos el material elaborado podemos realizar algunas actividades para trabajar las emociones, entre ellas:

1.- Deja que el niño escoja una y hablen de esa emoción, de cuándo están en ella, qué hace que se sientan así, cuándo han sentido esa emoción, han visto alguna persona manifestando esa emoción, por qué crees que andaba triste, alegre, bravo,...

2.- A partir de una de las imágenes construyan un cuento donde se resalte esa emoción.

3.- Luego de un evento evalúen con el material qué emociones estuvieron presentes. Si todo salió bien, resalta las emociones y sentimientos que nos unen al bienestar: amor, alegría, entusiasmo, paz, tranquilidad, armonía. Si hubo algún hecho que rompió el buen momento, también hay que hablarlo; qué lo produjo, cómo se sintieron y si lo consideramos apropiado, evaluemos junto al niño, cómo un buen rato se transforma en un mal momento porque alguno de los presentes no logra manejar sus emociones.

Es importante no juzgar ni asignar culpas, se trata de reconocer, entender el por qué de ese comportamiento (empatía) con la mirada enfocada en que podemos manejar las emociones que es nuestro principal objetivo.

Carácter y emoción van de la mano, entre las múltiples responsabilidades que tenemos como padres, se encuentra el preparar a los hijos para la vida, ayudarlo a desarrollar un buen carácter a través del manejo emocional es abrirles oportunidades para una vida en mayor armonía y bienestar, con ellos mismos y en su relación con los demás.

Separadores Fucsia 700 x 35.jpg

In English

Diapositiva10.JPG

We often hear or say that a person has a strong or weak character, that he/she has a good or bad character and it is a classic comment when referring to our children with expressions such as: he/she is just like his/her father (or mother), he/she has the same character. In any of the above cases we want to indicate with these words the way in which a person often responds or acts in a given situation.

The friend @parauri from her column "Mirad a los Niños" has invited me in her last article to "converse" about the formation of character and the development of the emotional quotient. A topic of great importance because the character is modifiable and we can develop emotional intelligence, which tells us that if we propose and act on them we can significantly improve those behaviors, habits, attitudes that cause us discomfort, that make us feel dissatisfied with the answers we give and above all know how to direct our emotions towards states of greater satisfaction. So, thanking @parauri invitation, let's talk about the relationship between character formation, children and emotional intelligence.

Let's start by pointing out that when we talk about formation as a teaching-learning process, in this case in the parent-child relationship, we understand that character is something that we can mold, that the way our son or daughter responds is not innate but a product of his or her interrelation with the environment that surrounds him or her. Therefore, to say that our son or daughter brought out our character is not the most appropriate since, unlike temperament, which is innate, character is of social origin, it is formed in human interaction.

Therefore, the statement "just like" is not unreasonable either, because if we look at the child from the moment of its birth, it is in complete interaction with us and is assimilating, capturing the characteristics of the character that define us and these will be the inputs to form its own character.

In such a way that forming the child's character is intimately related to our own ways and ways of acting in everyday life, we are their main models so if we are people who fall into the characterization of "bad character", that is, we are often irritated, we are aggressive in communication, we respond with violence to the facts that we do not like it is highly probable that our children assume these behaviors, as it can also happen that, on the other hand, the significant other is of "good character", takes things with more calm, looks for mediation, our children take this way.

Now, whether they take one path or another also has to do with their innate characteristics such as temperament, because everything adds up to create their unique personality, so the more experiences, tools, positive behaviors we provide them with, the more they will become a person with a "better character". And that is where the development of the emotional quotient comes in, which is the measure of our ability to recognize our own emotions and feelings and those of the people with whom we interact, to know how to express those emotions and, most importantly, to have the ability to manage them.

Every day it becomes more relevant to develop the competencies, skills and abilities of emotional intelligence. It is valued in the educational and work environment as a component to achieve success in any area of our lives, it is appropriate to note that as a coefficient (numerical value) there are tests that measure it and it will be the specialist, in this case the psychologist, who has the validity criteria to give and interpret the results.

So, without devaluing this professional function, we as parents have the knowledge that comes from living together. We observe, live and know the usual responses of our children to situations, that is to say, we know their character quite accurately, so we are able to detect those traits of their character that, consciously we know, will not facilitate their internal welfare and relationship with others, so to take actions to develop their emotional intelligence is to prepare them to live better.

Before proposing any activity it is necessary that we are clear that we are their model, so our own coherence between thinking, feeling and acting must be aligned. We know that it is of little use to give a speech to a child when in action he sees something different from what he is being told, it is also very important not to lose sight of the main idea: to learn to manage and "control" emotions, at no time is it hiding them, hiding them or not expressing them. If we have internalized this, we are ready to help our cherubs in the formation of a better character using the tools of emotional intelligence.

Specialists point out that at the age of two the child already begins to understand and differentiate emotions, so helping him to identify them, to give him words to describe what he feels and how he feels, with a certain emotion that he has expressed, is a good start.

One of the exercises that serves for this purpose is to make an album of emotions and feelings, if possible, with photos of the child, let's take advantage of the fact that they love to imitate, characterizing emotions can be really fun, if it is still very small let's look for photos on the internet, here is an example.

!Diapositiva2.JPG

Diapositiva4.JPG

Diapositiva6.JPG

Diapositiva8.JPG

For each emotion let's look for words that describe it, this way we will increase the emotional vocabulary. Once we have the material we can do some activities to work on emotions, among them:

1.- Let the child choose one and talk about that emotion, when they are in it, what makes them feel that way, when they have felt that emotion, have they seen a person showing that emotion, why do you think they were sad, happy, angry, ...

2.- From one of the images, construct a story where that emotion is highlighted.

After an event, use the material to evaluate what emotions were present. If everything went well, highlight the emotions and feelings that unite us to well-being: love, joy, enthusiasm, peace, tranquility, harmony. If there was an event that broke the good time, we should also talk about it; what caused it, how they felt and if we consider it appropriate, evaluate with the child, how a good time turns into a bad time because some of those present are not able to manage their emotions.

Here it is important not to judge or assign blame, it is about recognizing and understanding the reason for that behavior (empathy) with a focus on how we can manage emotions, which is our main objective.

Character and emotion go hand in hand, among the many responsibilities we have as parents, is to prepare children for life, helping them to develop a good character through emotional management is to open opportunities for a life in greater harmony and well-being, with themselves and in their relationship with others.

Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)

Fuente de imágenes: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10

Separadores Fucsia 700 x 35.jpg

separador-rojp-800x5.jpg

pie 800.jpg

separador-rojp-800x5.jpg

MIS REDES SOCIALES

face-cir.pnginstagram-cir.pngtwiiiter-circulo.png

separador-rojp-800x5.jpg


logohivevenezuela200.png


logo lotus.jfif

separador verde.jpg

Te invito a apoyar este proyecto como witnes y a formar parte de esta gran comunidad uniéndote a su Discord en el siguiente enlace:

Discord de la comunidad Cervantes

separador verde.jpg




0
0
0.000
7 comments
avatar

Congratulations @damarysvibra! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s):

You received more than 65000 upvotes.
Your next target is to reach 70000 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Check out the last post from @hivebuzz:

Feedback from the June 1st Hive Power Up Day
Be ready for the 6th edition of the Hive Power Up Month!
Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!
0
0
0.000
avatar

Seguimos viendo desde acá el tema del modelaje. Es "normal" asociar los términos carácter/temperamento porque ambas se forman paralelamente. El temperamento se alimenta de ese carácter social, en algunos casos puede ser muy difícil enseñar a moderar conducta, sobre todo cuando ese temperamento es muy fuerte. Considero oportuna la sugerencia de manejar herramientas emocionales. Interesante contenido amiga.

0
0
0.000
avatar

Excelentes propuestas de estrategias para trabajar emociones con nuestros niños, siempre es importante reforzar en ello ese modelado vital en la vida.
Excelente tema.
Saludos amiga. Feliz tarde

0
0
0.000
avatar

Hola @damarysvibra. Tu publicación ha recibido un voto de parte de "Autismo: Un Mundo Excepcional" ahora con presencia en HIVE, gracias a su nuevo Proyecto @mundo.autismo.

anigif.gif

Hi @damarysvibra. Your post has received a vote from "Autism: An Exceptional World " now with a presence in HIVE, thanks to their new Project @mundo.autismo.

Conoce nuestra Comunidad / Meet our Community
Bienvenidas las Delegaciones / Welcome Delegations

Trail de Curación / Curation Trail

0
0
0.000
avatar

Gracias amiga @damarysvibra por compartirnos un rayo de tu amplio conocimiento para abordar este tema sobre las emociones y su manejo adecuado, lo que es muy importante para la correcta formación del carácter en los hijos. Tus recomendaciones son muy sabias y el ejercicio es muy didáctico para aplicarlo con los hijos. Es importante invertir tiempo en en todo lo que sea de provecho para el entrenamiento emocional de los pequeños.

Como padres, nos compete cubrir las necesidades materiales pero también las emocionales, de esas dependen las actitudes con madures de los hijos en las diferentes circunstancias y las etapas de la vida, hasta llegar a la adulta. Esa debe ser nuestra mayor responsabilidad, contribuir positivamente en la formación del carácter desde la edad infantil, en vez de caer en malas comparaciones acerca de las conductas de los niños, lo que de paso, afianza los comportamiento inapropiadas en los pequeños.

Evitemos buscar culpables cuando las cosas parecieran ir mal en la crianza y tratemos de mirarnos internamente para enmendar a tiempo lo que haya que corregir en nuestro manejo, ejemplo y estilo de educación como padres. Tengamos presente que nuestro proceder equilibrado ayudará a que los hijos también lo sean. Este tema es inagotable, importante e inquietante, pero hermoso también. Mil gracias amiga 🌺

Mi abrazo fuerte, sincero y virtual ♥

0
0
0.000
avatar

Maravillosa publicación, apreciada @damarysvibra.
Compartes una excelente idea para enseñar a los niños a identificar las emociones, así como para ir creando el vocabulario descriptivo de las mismas. Me encanta y puede incluso convertirse en un juego, similar a ¿adivina qué?
en el que los niños y adultos podemos interactuar, dramatizando alguna de las emociones.

Excelente.
Un abrazo gigante

0
0
0.000