[ESP - ENG] Usando la adversidad para despegar / Using adversity to take off | En Modo AntiDepresión

La Tercera Ley de Newton, enuncia lo siguiente:

"Toda acción provoca una reacción de igual fuerza y dirección en sentido contrario".


image.png


Fuera de los temas que he presentado en mis últimas publicaciones, como el de si la depresión existe y la manera definitivamente de prevenir la depresión y el suicidio; en esta nueva edición de su columna "En Modo AntiDepresión", quiero hablarles de algo que aquellos que hemos vivido situaciones difíciles dejándonos llevar por pensamientos y sentimientos negativos podemos lograr si nos lo proponemos.

Porque más allá de cualquier término médico o debate científico, todos somos proclives a sentir tristeza, preocupaciones, estrés y ansiedad, y el secreto para enfrentarlas y superarlas radica dentro de nosotros, en el poder de nuestra mente, de nuestra capacidad de gestionar nuestras emociones, de hacer frente a las adversidades y de usarlas a nuestro favor para salir a flote y victoriosos. ¿Has visto el lanzamiento de un cohete espacial? Al terminar de leer este post, podrás verlo en vivo y directo dentro de ti mismo. O tal vez, solo sea el inicio de un proyecto de lanzamiento.

Este post es una especie de análisis y versión actualizada y adaptada al tema de la depresión de una publicación que hice hace varios meses. Puedes consultar el post original aquí.


image.png

Foto de Terence Burke en Unsplash


Por mucho tiempo me dejé dominar por mis emociones. Permanecía estancado cual cohete en su estación de lanzamiento, paralizado sin despegar. Ya lo he dicho antes, no fui muy inteligente emocionalmente hablando, no sabía ejercer autocontrol en lo que pensaba y sentía. Mi primera opción siempre era sucumbir a la tragedia, maximizaba los problemas y claudicaba a la primera señal de oposición. Aún así, de a poco fui entendiendo que tenía el poder de transformar mi realidad y que tenía una opción: no rendirme.Empecé a ejercer ese poder, a darle más prioridad a esa opción y la practiqué más seguido. Con el pasar de los días, semanas y meses ya era un hábito en mí, era mi primera opción, no concebía quedarme sin hacer nada y lamentando mi desgracia.


"Me acostumbré a no rendirme. A no detenerme ante nada. Era como que si mientras más problemas tenía, mas soluciones venían a mi mente para ellos. Me acostumbré a ver cada crisis como una oportunidad, a percibir cada tropiezo como un impulso para continuar".

image.png

Como terminé mi párrafo anterior, era de los que me quejaba y lamentaba de lo que me ocurría. Incluso, veía algo malo dentro de lo bueno o positivo. Era rumiar mi existencia y eso me hacía ver todo oscuro, borroso. Me escondía de la adversidad, bajaba mi rostro en señal de sumisión,

Pero cuando entendí la importancia de enfrentar mis problemas y comprendí que mientras más me debilitaba ante la fatalidad o ante lo que yo interpretaba como una desventura (en ocasiones no es lo que nos pasa, sino como interpretamos lo que nos pasa), le daba más poder a ella, fue que empecé a subir más la cabeza.

De a poco empecé a ver de reojo, a mirar los pies, luego las rodillas, la cintura y el pecho de la adversidad. Ella se fue dando cuenta y se sentía incómoda, notaba que me iba haciendo más seguro, firme y confiado. Hasta que un día me erguí y la vi de frente y pude constatar que no era tan invencible como lo había pensado. El poder que tenía no era de ella, era mío. Yo se lo había otorgado todo este tiempo. Ahora estaba listo para despegar. Quería hacerlo, pero no sabía cómo.


"Algo pasó en mí, antes me quejaba, me lamentaba, me rendía ante la adversidad. Ahora busco darle la vuelta para verla a la cara y enfrentarla". Me di cuenta que me acostumbré a no rendirme".



image.png

Foto de SpaceX en Unsplash


image.png


Mi cerebro era un peón de la calamidad. De mi mente borbotaban cavilaciones en cantidades exageradas. Era creativo para buscar excusas y justificarme de todo. ¿Mis errores? No lo eran, no había sido yo. Era cualquier persona o cualquier cosa, menos yo. Y para sumarle a la ecuación, argumentaba que la tristeza me impedía salir adelante. Que todo lo que me ocurría me generaba dolor y el dolor me limitaba, me impedía levantarme. Y así, todo era un círculo dañino que me impedía moverme, o al menos, eso creía yo.

Hasta que dejé de cavilar, de rumiar, de revolcarme en mis pensamientos recurrentes y oscuros. Empecé a hacerme responsable de mi realidad, de mi situación. Admití, muy a mi pesar en ese entonces, que no podía depender de otros para ser feliz. Que de mis actos y decisiones de cada minuto, dependía mi estado de ánimo. Que yo era responsable y hasta culpable de mi depresión, de mi estrés, de mi ansiedad. Cuando pude comprenderlo, ocurrió "el milagro", surgió la magia. Se encendieron los motores. Cual cohete estaba listo para liberarme de las cadenas, de cualquier gancho o grillete que me mantuviera adherido al suelo.


"Mi cerebro ya no rumia mi desgracia, ni busca excusas para justificar mis errores, sino que busca razones para empezar de nuevo. El corazón me duele unos días, pero de a poco siento como el mismo empieza a bombear más sangre y energía para recomenzar con más fuerza.

Y es sumamente curioso, pero en vez de aislarme de todo, esconderme avergonzado conmigo mismo y llorar como niño asustado; ahora me siento a pensar, ¿Desde el suelo? ¡Por qué no! Quizá un cambio de visual del ambiente no cae mal. Pero luego me levanto, me sacudo el polvo y empiezo a reparar, enmendar, enfrentar y luchar de nuevo".


"Y entonces me di cuenta que me acostumbré a no rendirme".


¿Recuerdas que te dije más arriba que la adversidad era poderosa porque yo le otorgaba ese poder? Pues ahora, que ya había decidido que no absorbiera mi fuerza vital mi poder y el no permitirle que desequilibrara mis emociones, tenía que hacer algo con ese poder. Debía usarlo para algo útil. Y fue cuando leyendo un día algún artículo por internet, leo el enunciado de la tercera ley de Newton y con la que inicié este artículo:


"Toda acción provoca una reacción de igual fuerza y dirección en sentido contrario".


untitled.gif


Toda esa energía negativa que venía del exterior, ahora la usaba a mi favor. Lo que antes me empujaba hacia el suelo, ahora me permitía subir. Ese poder que aplicaba para yo mismo autodestruirme y darle oxígeno a pensamientos negativos y limitantes, ahora lo usaba para solucionar, motivarme e impulsarme hacia arriba.


Los problemas para mi se convierten en combustible, en una fuerza impulsadora que me despega del suelo, tal como los cohetes espaciales luchando contra la gravedad.



image.png


Tal como pude entender que la depresión era algo que podía en cierto modo controlar, así también puedes comprenderlo tú. Y habituarte a solucionar problemas, a mirar de frente cualquier situación adversa. A levantarte cuantas veces sea necesario. Empiezas a disfrutar de hecho, cualquier problema o fatalidad. Y dices: "¡Qué bien! Un problema más. ¿Qué hacer y cómo para solventarlo?" Con el tiempo la depresión sin darte cuenta la previniste o cuando caes a conciencia, ya la superaste.


Y te das cuenta que te acostumbraste a no rendirte y que ahora usas la adversidad para salir con más fuerza e inteligencia que antes, no hacia atrás y hacia abajo donde te quería llevar, sino hacia adelante y hacia arriba. Hacia una vida llena de fuerza, esperanza, felicidad y plenitud.


image.png

Foto de Bill Jelen en Unsplash


Si te gustó mi artículo, puedes expresarlo. Si no te gustó, también coméntalo. ¿Algo que agregar? No dejes de hacerlo, tu aporte es bienvenido y de seguro agregará valor a lo planteado por mi en este post. Gracias por tu lectura y por visitar mi blog. Un fuerte abrazo.








Newton's Third Law**, states the following:

"Every action causes a reaction of equal strength and direction in the opposite direction ".


image.png


In this new edition of your column "In Antidepression Mode ", I want to talk to you about something that those of us who have lived through difficult situations, letting ourselves be carried away by negative thoughts and feelings, can achieve if we set our minds to it.

Because beyond any medical term or scientific debate, we are all prone to feel sadness, worries, stress and anxiety, and the secret to face and overcome them lies within us, in the power of our mind, in our ability to manage our emotions, to face adversity and use them to our advantage to emerge victorious. Have you seen the launch of a space rocket? By the time you finish reading this post, you will be able to see it live and direct inside yourself. Or maybe, it's just the beginning of a launch project.

This post is a sort of analysis and updated, depression-friendly version of a post I did several months ago. You can check the original post here.


image.png

Foto de Terence Burke en Unsplash


For a long time I let myself be dominated by my emotions. I remained stuck like a rocket in its launching station, paralyzed without taking off. I have said it before, I was not very intelligent emotionally speaking, I did not know how to exercise self-control in what I thought and felt. My first choice was always to succumb to tragedy, I maximized the problems and gave in at the first sign of opposition. Yet, little by little I came to understand that I had the power to transform my reality and that I had a choice: not to give up. I began to exercise that power, to give more priority to that option and I practiced it more often. As the days, weeks and months went by, it was already a habit in me, it was my first option, I could not conceive of staying without doing anything and lamenting my misfortune.


"I got used to not giving up. To stop at nothing. It was as if the more problems I had, the more solutions came to my mind for them. I got used to seeing every crisis as an opportunity, to perceive every stumble as an impulse to continue."


As I ended my previous paragraph, I was one of those who complained and regretted what happened to me. I even saw something bad within the good or positive. I was ruminating my existence and that made me see everything dark, blurry. I hid from adversity, I lowered my face in submission,

But when I understood the importance of facing my problems and I understood that the more I weakened in the face of fatality or what I interpreted as a misfortune (sometimes it is not what happens to us, but how we interpret what happens to us), I gave more power to it, I began to raise my head more.

Little by little I began to look out of the corner of my eye, to look at the feet, then the knees, the waist and the chest of the adversity. She became aware of it and felt uncomfortable, she noticed that I was becoming more confident, assertive and firm. Until one day I stood up and looked her in the face and I could see that I was not as invincible as I had thought. The power I had was not hers, it was mine. I had granted it to him all this time. Now I was ready to take off. I wanted to do it, but I didn't know how.


"Something happened in me, before I complained, I lamented, I gave up in the face of adversity. Now I try to turn it around to look it in the face and face it. I realized that I got used to not giving up".



image.png

Foto de SpaceX en Unsplash


My brain was a pawn of calamity. From my mind gushed out musings in exaggerated quantities I was creative in finding excuses and justifying myself for everything. My mistakes? They weren't, it hadn't been me. It was anyone or anything but me. And to add to the equation, I argued that sadness was keeping me from getting ahead. That everything that happened to me generated pain and the pain limited me, prevented me from getting up. And so, everything was a harmful circle that prevented me from moving, or at least, that's what I thought.

Until I stopped brooding, ruminating, wallowing in my recurring, dark thoughts. I began to take responsibility for my reality, for my situation. I admitted, much to my regret at the time, that I could not depend on others to make me happy. That my state of mind depended on my actions and decisions every minute. That I was responsible and even guilty for my depression, my stress, my anxiety. When I was able to understand this, "the miracle" happened, the magic happened. The engines were turned on. Like a rocket I was ready to free myself from the chains, from any hook or shackle that kept me stuck to the ground.


"My brain no longer ruminates my misfortune, nor looks for excuses to justify my mistakes, but looks for reasons to start again. My heart hurts for a few days, but little by little I feel how it starts pumping more blood and energy to start again with more strength.

And it is extremely curious, but instead of isolating myself from everything, hiding ashamed with myself and crying like a frightened child; now I sit down to think, from the floor? Why not! Maybe a change of visual of the environment does not hurt. But then I get up, dust myself off and begin to repair, mend, confront and fight again."


"And then I realized that I got used to not giving up."


Remember I told you above that adversity was powerful because I gave it that power? Well, now that I had decided not to let it absorb my life force and not to allow it to unbalance my emotions, I had to do something with that power. I had to use it for something useful. And it was when reading one day an article on the internet, I read the statement of Newton's third law and with which I started this article:


"Every action causes a reaction of equal strength and direction in the opposite direction."


untitled.gif


All that negative energy that was coming from the outside, I was now using it to my advantage. What used to push me down to the ground, now allowed me to climb up. That power that I was applying to self-destruct myself and give oxygen to negative and limiting thoughts, I was now using it to solve, motivate and propel me upward.


Problems for me become fuel, a driving force that lifts me off the ground, just like space rockets fighting against gravity.


Just as I was able to understand that depression was something I could somehow control, so can you. And get used to solving problems, to face any adverse situation head on. To stand up as many times as you need to. You start to actually enjoy any problem or fatality. And you say: How nice! One more problem. What to do and how to solve it?". In time the depression without realizing it, without realizing it, you foresee it or when you fall consciously, you have already overcome it.


And you realize that you got used to not giving up and that now you use adversity to go out with more strength and intelligence than before, not backwards and downwards where it wanted to take you, but forwards and upwards. Towards a life full of strength, hope, happiness and fulfillment.


image.png

Foto de Bill Jelen en Unsplash



If you liked my article, feel free to say so. If you didn't like it, you can also comment. Anything to add? Don't hesitate to do so, your contribution is welcome and will surely add value to what I have said in this post. Thanks for reading and for visiting my blog. Best regards.



Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)

image.png

image.png


@garybilbao


cintillo_holuslotus.png


--

Las recomendaciones expresadas en este post están basadas en mi experiencia y en las brindadas por expertos en el tema.

The recommendations expressed in this post are based on my experience and those provided by experts in the field.


IMPORTANTE: Este artículo es meramente informativo. No pretende suprimir las recomendaciones de su terapeuta. Antes de tomar en cuenta o practicar alguna de las ideas aquí expresadas, consulte con su médico o llévelas a la práctica bajo su propia responsabilidad.

IMPORTANT: This article is merely informative. It is not intended to suppress the recommendations of your therapist. Before considering or practicing any of the ideas expressed here, consult your doctor or put them into practice at your own risk.


cintillo_holuslotus.png


¡Suscríbete! / Subscribe!


Síguenos en Twitter / Follow us on Twitter

Entra a nuestro servidor de Discord en este enlace / Log in to our Discord server at this link 👇

Discord.png

cintillo_holuslotus.png

Si quieres ser parte activa de esta comunidad puedes escribir y compartir tu contenido en Holos & Lotus, comentar y apoyar las publicaciones de otros usuarios o realizar delegación de HP a la comunidad. Si deseas más información puedes contactar a @miriannalis y @yonnathang.


If you want to be an active part of this community you can write and share your content on Holos & Lotus, comment and support other users' posts or make HP delegations to the community. For more information you can contact @miriannalis and @yonnathang

cintillo_holuslotus.png


  • Banner elaborado en Canva con los elementos disponibles en su versión gratuita / Banner elaborated in Canva with the elements available in its free version.
  • Banner de la Comunidad diseñada por la artista berlissanoja / Community Banner designed by artist berlissanoja.
  • Logo de la Comunidad elaborado por el diseñador casilokodesign / Community logo designed by designer casilokodesign.

Bannerparapost.png



Para más gifs de Hive, pulsa aquí.

Puedes encontrarme en mis redes sociales:


Soy parte del Proyecto @elcomentador

Conócenos y comparte tu comentario para que sea valorado. Únete a nuestro servidor de Discord.

Banner ElComentador posts.gif

¿Quieres aprender más sobre los comentarios y su importancia?
Visita https://ecency.com/created/hivecomments y vuélvete un experto.



0
0
0.000
10 comments
avatar

Dear @garybilbao,
May I ask you to review and support the Dev Marketing Proposal (https://peakd.com/me/proposals/232) we presented on Conference Day 1 at HiveFest?
The campaign aims to onboard new application developers to grow our ecosystem. If you missed the presentation, you can watch it on YouTube.
You cast your vote for the proposal on Peakd, Ecency, Hive.blog or using HiveSigner.

Thank you!

0
0
0.000
avatar

Voted for, my friend. Keep up the great work as you have been doing so far.

0
0
0.000
avatar

Hola @garybilbao. La depresión es un tema que me es esquivo o que esquivó porque siempre me parece que hablar donde no has estado puedes incurrir en muchos errores de interpretación y sentimientos.

Me explico no es que no haya sentido y pasado por tristezas profundas pero no me he quedado atrapada en ellas más que un rato porque enseguida mi naturaleza me hace salir corriendo a buscar que hacer, a despejar lo que siento, quizás sea esa fuerza contraria que señalas la que me hace nadar con fuerza hacia la superficie para no sentir que me ahogo.

Así que amigo,me alegro que hoy en día hayas encontrado ese camino de vuelta y que cuando esa señora llegue por algún motivo, no le abras la puerta y le puedas decir a sin temor y a pleno pulmón que tú para ella no estás.

Saludos cariñosos 😊

0
0
0.000
avatar

Hola chico😁a Dios gracias pudiste salir de ese pozo oscuro y ahora ves la vida desde otra perspectiva y compartes tu experiencia con otros,que bien porque aprendemos también.

La verdad siempre he sido muy diferente,de pequeña tuve una infancia feliz y mucha comunicación con mis padres,eso influye mucho ,porque adquirí seguridad y me permitió avanzar sin dificultades .

Gracias por compartir esta experiencia que me nutre,cada día se aprende un poco más😁👍

0
0
0.000
avatar

Saludos! acabo de leer tu post y me parecio muy interesante es cierto que los problemas parecen pruebas muy grandes cuando ni siquiera volteamos a verlos y nos dejamos llevar por la apatia y sufrimos a veces en vano, porque cuando lo miramos frente a frente como mencionas es mucho mas pequeño e insignificante y lo que lo hacia grande era nosotros mismos y el miedo de enfrentarlo, me gusto leerte, muchas gracias por compartir!

0
0
0.000
avatar

@garybilbao me alegra saberte en bienestar y con otra actitud. gracias por contarnos tu historia,segura estoy que ahora podrás influir positivamente en personas que requieran de tu apoyo, recibe mi abrazo

0
0
0.000