¿Evitar las emociones negativas…? | Avoiding negative emotions...?

portada.jpg


¡No fue nada, levántate…! Le dice la joven madre al pequeño que acaba de tropezar y se ha ido de bruces al suelo. Puede ser que desde la altura de la madre la distancia entre el niño y el suelo sea poca, de allí que le parezca que el impacto recibido por el niño no es para tanto, eso no es algo que ella pueda saber, porque el único que puede calibrar la intensidad de su dolor es el que se ha caído.

Son muchos los momentos de la infancia en que recibimos mensajes de rechazo hacia las llamadas “emociones negativas”, nos dicen que no lloremos cuando nos caemos o cuando estamos tristes, que no sintamos miedo ante el misterio de la oscuridad de la noche, que no debemos tener rabia cuando nos quitan algún juguete…

Ese conjunto de mensajes nos van moldeando una percepción del mundo emocional, y vamos aprendiendo que no es conveniente dar cabida a esos sentimientos tan genuinos, y tan humanos, como el miedo, la tristeza o la rabia…

Por algún extraño motivo la cultura ha creado una serie de creencias que tienden a descalificar ese tipo de emociones, se nos va enseñando que no es bueno sentirlas, que tenemos que pararlas antes de que nos lleguen, tratar de evadirlas, o en el peor de los casos tragarlas o hacernos los locos con ellas.

El que podamos sentir emociones no es algo casual, cada una cumple algún propósito en el gran plan de la existencia; todas son importantes, tanto las que llamamos positivas como las que hemos calificado, vaya usted a saber por qué, de negativas. Ya en ese nombre: “negativas”, subyace un estigma que nos invita a rechazarlas. Sin embargo, es bueno recordar que todas las emociones cumplen el propósito de prepararnos para alguna acción, muchas de las cuales se llevan a cabo de manera inconsciente.

De manera que tratar de educarnos para hacernos el fuerte cuando sentimos dolor o miedo, o para mostrar una sonrisa cuando estamos atravesando una situación de tristeza, es obligarnos a aceptar ideas que van en contra de la “ley natural”.

imagen2-550.jpg

Gracias al miedo podemos evitar exponernos a situaciones peligrosas, si no tuviésemos miedo al fuego, por ejemplo, seguramente que podríamos sufrir mucho al quemarnos innecesariamente. La rabia puede desencadenar en nosotros un despliegue de energía con el que pudiésemos evitar una agresión contra nosotros mismos o contra nuestros semejantes. La tristeza nos puede permitir sentir empatía por el que sufre.

Para nada es saludable, evitar estas emociones “negativas”. Cada una de ellas puede servir para alertarnos sobre algo que no funciona bien en nuestro mundo interno o en nuestra vida social, nos pueden dar pistas para caer en cuenta de que debemos introducir correctivos en nuestro estilo de vida.

Entrenarnos para evitar o evadir este tipo de emociones solo puede traer como resultado una profunda alteración de nuestra salud y nuestro ánimo.

En vez de evitarlas más bien debemos aprender a comprenderlas, y para ello es importante aceptar que son compañeras importantes en nuestra vida. Una vez que las aceptemos es importante aprender a tomar distancia y considerar la posibilidad de interrogarlas. Preguntarnos por ejemplo: ¿por qué estoy sintiendo esta tristeza…? ¿Qué ha cambiado en mi mundo para que esté sintiendo esto…? ¿De qué me quiere alertar este sentimiento?

Sí logramos marcar la distancia suficiente para interrogar a esas emociones “negativas”, es muy probable que podamos comenzar un proceso de reflexión en el que iremos encontrando las razones de nuestro malestar y de ese modo comenzar a vislumbrar las salidas más adecuadas a nuestros conflictos.

Afortunadamente vivimos en un tiempo donde se ha profundizado mucho en el conocimiento de las emociones. Con un poquito de dedicación podemos conseguir informaciones que nos puedan servir de utilidad.

Y así como podemos aprender a gestionar de mejor forma las llamadas “emociones negativas”. Del mismo modo podemos aprender a reconocer que habrá situaciones que nos rebasan, que nos dejan impotentes para encontrarle solución, por lo que necesitaremos buscar alguna ayuda especializada.

Hay una especie de estigma que nos limita a solicitar ayuda de psicólogos o psiquiatras, todavía hay quienes pueden ver eso como que no es muy normal. Eso también es un asunto que debemos superar. Cuando los problemas se presentan lo importante es encontrarles solución.

Gracias por tu tiempo.

Fuente de imágenes. I II

cinti 800x20.jpg

TITULO INGLES.jpg

It was nothing, get up...! says the young mother to the little boy who has just tripped and fallen face first to the ground. It may be that from the mother's height the distance between the child and the ground is small, hence it may seem to her that the impact received by the child is not so great, but that is not something she can know, because the only one who can gauge the intensity of his pain is the one who has fallen.

There are many moments in childhood when we receive messages of rejection towards the so-called "negative emotions", we are told not to cry when we fall or when we are sad, not to be afraid of the mystery of the darkness of the night, that we should not be angry when a toy is taken away from us?

This set of messages molds our perception of the emotional world, and we learn that it is not convenient to give space to such genuine and human feelings as fear, sadness or rage...

For some strange reason, culture has created a series of beliefs that tend to disqualify these types of emotions, we are taught that it is not good to feel them, that we have to stop them before they reach us, try to avoid them, or in the worst case, swallow them or act crazy with them.

The fact that we can feel emotions is not something casual, each one fulfills some purpose in the great plan of existence; all of them are important, both the ones we call positive and the ones we have qualified, who knows why, as negative. Already in that name, "negative," lies a stigma that invites us to reject them. However, it is good to remember that all emotions serve the purpose of preparing us for some action, many of which are carried out unconsciously.

imagen2-550.jpg

So trying to educate us to act strong when we feel pain or fear, or to show a smile when we are going through a situation of sadness, is to force us to accept ideas that go against the "natural law".

Thanks to fear we can avoid exposing ourselves to dangerous situations, if we were not afraid of fire, for example, we could surely suffer a lot by burning ourselves unnecessarily. Anger can unchain in us a deployment of energy with which we could avoid an aggression against ourselves or against our fellow men. Sadness can allow us to feel empathy for those who suffer.

It is not healthy at all to avoid these "negative" emotions. Each of them can serve to alert us to something that is not working well in our inner world or in our social life, they can give us clues to realize that we must introduce corrective measures in our lifestyle.

Training ourselves to avoid or evade these types of emotions can only result in a profound alteration of our health and mood.

Instead of avoiding them, we must learn to understand them, and for this it is important to accept that they are important companions in our lives. Once we accept them, it is important to learn to distance ourselves from them and consider questioning them. Ask ourselves for example: why am I feeling this sadness...? What has changed in my world so that I am feeling this...? What does this feeling want to alert me about?

If we are able to mark the sufficient distance to question these "negative" emotions, it is very likely that we can begin a process of reflection in which we will find the reasons for our discomfort and thus begin to glimpse the most appropriate ways out of our conflicts.

Fortunately we live in a time where we have deepened a lot in the knowledge of emotions. With a little dedication we can obtain information that can be useful to us.

And just as we can learn to better manage the so-called "negative emotions". In the same way we can learn to recognize that there will be situations that overwhelm us, that leave us powerless to find a solution, so we will need to seek some specialized help.

There is a kind of stigma that limits us to ask for help from psychologists or psychiatrists, there are still those who may see that as not very normal. That is also an issue we need to overcome. When problems arise the important thing is to find solutions to them.

Thank you for your time.

separador verde.jpg

Todos tus comentarios son bienvenidos en este sitio. Los leeré con gusto y dedicación.

Hasta una próxima entrega. Gracias.


MARCA LIBRO POSTALdef-sombra-m.jpg

Las fotos, la edición digital y los Gifs son de mi autoría.


separador verde.jpg

banner delfin cumpleaños 4.png

separador verde.jpg

No te olvides de votar @cervantes como witness en esta página:

https:/wallet.hive.blog/~witnesses

Te invito a apoyar este proyecto como witness y a formar parte de esta gran comunidad uniéndote a su Discord en el siguiente enlace:

Discord de la comunidad Cervantes

separador verde.jpg

You can vote for @ocd-witness, with HiveSigner or on Hive Witnesses.

separador verde.jpg






0
0
0.000
8 comments
avatar

Muy interesante, en el karate dicen que ahí no están haciendo niños de cristal, que hay que superar esos miedos y frustraciones, es parte de la enseñanza. Aprender que se gana y se pierde y en ambas estar tranquilo.

0
0
0.000
avatar

Me parece muy bien que los Senseis le digan eso a los niños. Como dices, a veces se gana y a veces se pierde, así es la vida y todos tenemos que aprender a lidiar con esas realidades. Muchas gracias por pasar y comentar estimada @soyanafuentes. Que estés bien. Un fuerte abrazo desde Maracay.

0
0
0.000
avatar

Coincido en la importancia de identificar las emociones y permitirnos sentirlas para conocerlas y canalizarlas de la mejor forma posible.

El positivismo ha hecho mucho daño. Solo sirve para engañarnos a nosotros mismos, esperando que todo nos vaya rodado sin que hagamos nada para merecerlo. La vida es dura, y justo esas emociones “negativas” son las que nos han permitido sobrevivir hasta el día de hoy.

Gracias por compartir este post. Estoy segura de que ayudará a más de una persona a sentirse mejor. Un abrazo 🤗.

0
0
0.000
avatar

Hay muchas cosas del llamado "pensamiento positivo" que tienden a mal interpretarse. La vida es compleja y no basta con qué nos pongamos los anteojos del "todo bien". Todas las emociones tienen importancia y hay que aprender a gestionarlas de la mejor manera, sin evadir o tratar de evitar. Aceptarlas y entenderlas adecuadamente es lo más sano.

Muchas gracias por la visita y el comentario estimada @palomap3. Que estés bien. Un fuerte abrazo desde Maracay.

0
0
0.000
avatar

Nos gustó los ejemplos de las preguntas que podemos plantearnos para evaluar por qué tenemos determinado sentimiento... Aunque a veces la madurez y la experiencia en la vida nos ayude, son la educación y los esfuerzos conscientes que hace el individuo lo que lo ayuda a gestionar sus emociones y sentimientos, logrando que hasta los más jóvenes puedan hacerlo con éxito. Somos un conjunto de cosas, y por eso sería poco sano tratar de evitar o evadir algunas de las cosas naturales con las que contamos.😉

Un gran abrazo @irvinc 🍰

0
0
0.000