[ENG-SPN] The 'cats' of Madrid / Los ‘gatos’ de Madrid

P1080885_1copia.jpg

If one goes up Prado street from Carrera de San Jerónimo towards Plaza de Santa Ana -turned, today, into the fiefdom where Madrid's begging meets, I want to assume, fair and square, that for the devil of indifference does not get away with it, demonstrating the unsupportive matter with which the human heart seems to have melted - you will see, just a few meters above a second-hand bookstore - where it is still possible to find true period treasures at prices much more honest than the theft of the electricity bill - and to its left, a curious tavern, whose name may induce suspicion and draw the attention of certain progressive circles, more concerned with educating citizens on how to keep their pets - as if this silly, he had been born yesterday and did not know how to share his affection with his dog, his cat, his talkative and foul-mouthed parrot or his precious canary- instead of sitting down, with the seriousness that the events World events require and think of realistic solutions that help improve the dejected waterline of a country that seems to be leaking on all four sides: Tavern for Cats.

P1080879_1copia.jpg

It is not that it is a place specially equipped for these animals -which, deep down, could perfectly pass for true marquises, since their attitude is often clothed in their charismatic disdain towards members who are not of their status- dedicate themselves, like the boring human, to socializing by crushing their livers, but rather from a business whose initial intentions of exclusivity were spoiled, presumably, than due to the irreproachable reality of statistical science, demonstrative, among other things, of the ridiculous fallacy of asking each client for a certificate, demonstrating their status as a 'Madrid cat', where it will be shown that their grandparents, their parents and themselves, were all born in Madrid. But yes: draw attention, sure calls it.

P1080881_1copia.jpg

Si uno sube por la calle Prado desde la Carrera de San Jerónimo hacia la Plaza de Santa Ana -convertida, hoy en día, en el feudo donde la mendicidad de Madrid se da cita, quiero suponer, en buena lid, que para que el demonio de la indiferencia no se salga con la suya, demostrando la insolidaria materia con la que parece haberse fundido el corazón humano- verá, apenas unos metros por encima de una librería de viejo -donde todavía es posible encontrar verdaderos tesoros de época a precios mucho más honestos que el ladrocinio de la factura de la luz- y a su izquierda, una curiosa taberna, cuyo nombre, quizás induzca a suspicacias y llame la atención de ciertos círculos progresistas, más preocupados en educar al ciudadano cómo mantener a sus mascotas -como si éste fuera tonto, hubiera nacido ayer y no supiera hacer partícipe de su afectividad a su perro, a su gato, a su loro parlanchín y mal hablado de siempre o a su precioso canario- en lugar a sentarse, con la seriedad que los acontecimientos mundiales requieren y pensar en soluciones realistas que ayuden a mejorar esa abatida línea de flotación de un país que parece estar haciendo aguas por los cuatro costados: Taberna para Gatos.

P1080883_1copia.jpg

No es que se trate de un lugar especialmente habilitado para que estos animales -que en el fondo, podrían pasar perfectamente por verdaderos marqueses, pues su actitud muchas veces se reviste del carismático desdén de éstos hacia los miembros que no son de su condición- se dediquen, como el aburrido humano, a sociabilizar machacándose el hígado, sino más bien de un negocio cuyas primerizas intenciones de exclusividad se echaron a perder, es de suponer, que por la intachable realidad de la ciencia estadística, demostrativa, entre otras cosas, de la irrisoria falacia de solicitar a cada cliente, un certificado, demostrativo de su condición de ‘gato madrileño’, donde se demostrara que tanto sus abuelos, como sus padres y ellos mismos, son todos nacidos en Madrid. Pero eso sí: llamar la atención, seguro que la llama.

P1080887_1copia.jpg

NOTICE: Both the text and the accompanying photographs are my exclusive intellectual property and therefore are subject to my Copyright.
AVISO: Tanto el texto, como las fotografías que lo acompañan, son de mi exclusiva propiedad intelectual y por lo tanto, están sujetos a mis Derechos de Autor.

P1080888_1copia.jpg



0
0
0.000
7 comments
avatar

Ocurrente manera de llamar la atención, que me excluye de la clientela, pues mi pedigrí coloca a mis abuelos hacia el norte, una abuela con seguridad por las montañas de Asturias y los demás los ignoro, aunque de uno si lo puedo averiguar, Ya te avisare si al menos uno es natural de la villa del oso y el madroño.

0
0
0.000
avatar
(Edited)

Ja, ja, ja...si te sirve de consuelo, mis raíces son similares. En realidad, la mayoría de la gente ni se da cuenta de este detalle. Un detalle, que, por otro lado, poco o nada importa, porque, salvo que entres haciendo el gamberro (lo cual es fácil, en el mundo descerebrado en el que vivimos) nadie te pondrá ninguna pega ni te preguntará por el pedigrí. Ya sabes: cuando pases por aquí, avísame, que la primera ronda corre de mi cuenta. Saludos

0
0
0.000
avatar

Nunca se sabe, así que quedas en deuda. Jaja... Será un gran placer compartir ese momento y discutir si compartimos algún antepasado cercano y no creo que llegue haciendo el gamberro, en todo caso a la salida, si se prolonga mucho la tertulia. Jaja.
Un abrazo.

0
0
0.000