LA CASA DE MIS SUEÑOS UNA REALIDAD EFÍMERA / RELATO

Desde que fui un niño soñé con tener una casa ideal, ¿Quién no lo ha hecho? Debía tener una piscina, un salón de juegos y mi cuarto muy amplio con todas las tecnologías existentes, para aquel tiempo eran un VHS, un Atari, un aire acondicionado de ventana, un computador Pentium 1, además de un televisor de 19”

Jamás pensé que sería tan difícil de adquirir y tan cuesta arriba, lo poco de mi sueño que logré se fue quedando obsoleto, el avance de las tecnologías ha sido descomunal, pero todo mi mal presente tiene que ver con mi falta de preparación para alguna profesión u oficio, he vivido desempeñándome en trabajos mediocres. Mi padre siempre me aconsejo, pero todo el tiempo le lleve la contraria, hoy en día veo y padezco los resultados.


Imagen de Hai Nguyen Tien en Pixabay

Abandoné mis estudios de liceísta por andar con mis amigos, fumando el cigarrillo de moda, mi progenitor intentó muchas veces alejarme de ellos. Un día me dijo: “Amigo es aquel que te ayuda a progresar y te acompaña en las buenas y en las malas, algún día lo entenderás y solo espero que no sea tarde, nuestros actos traen consecuencias, por lo tanto debemos caminar firmes, ¡La libertad es hermosa!... Perderla por ambicionar lo que no podemos tener es el error más grande”


Imagen de bolahg0 en Pixabay

El murió infartado por un disgusto que le cause, la culpa se apoderó de mí y me aleje de esos amigos en plena juventud, herede las herramientas de mi padre, pero nunca me gusto su oficio de carpintero, por lo tanto las vendí, para aproximarme en algo a mi sueño, un DVD, un Nintendo y un televisor de 21” Es lo más cerca que he estado de la casa de mis sueños.

Suelo recordar que me decía mi padre: “Hijo aprende mi oficio para que te ayudes en un futuro con esto, todo lo que tengo será tuyo algún día” ¡Tampoco!... le hice caso, ¡Ya no vale arrepentirme! Sufro las consecuencias de mi desobediencia.

Hace un mes, se presentó a mi hogar un amigo de la adolescencia, me hizo un ofrecimiento que cambiaría mi vida, él debía viajar al extranjero por tiempo indefinido, por lo tanto necesitaba que yo me quedara en su casa, fuimos a verla, estaba ubicada en la zona norte, donde vivían solo personas pudientes, al verla ¡Quedé impactado!, Era mucho mejor que la casa de mis sueños.

Tenía piscina, jacuzzi, vista a la montaña, cocina empotrada en madera caoba y con mesones de mármol, un cuarto de juegos, un garaje con tres vehículos que quedarían a mi disposición, el cuarto tenía un televisor de 42” con antena satelital, con todos los paquetes Premium activados, pero lo más estimulante de todo, es que me pagarían por quedarme allí varios años.

¡Entonces!... Cuando mi amigo me extendió la mano para cerrar el trato, se apoderó de mí un presentimiento, una intuición en mi corazón, cada vez que yo sentía esto y lo ignoraba, traía consecuencias a mi vida, entonces recordé que por él aprendí a fumar, por él dejé mis estudios, por ocultar un arma de uno de sus compinches fue que mi padre murió…

Por lo tanto dude y por primera vez sentí la necesidad de obedecer a mi padre, quien me dijo un día “Cuando las cosas son muy fáciles es porque el diablo tiene sus manos metidas, no todo lo que brilla es oro y no debemos de creerle ni cuando dice la verdad”

Por lo tanto decidí hacerle caso a mi padre, sus tantos concejos resonaban en mi mente, me aleje de aquel lugar sin aceptar la propuesta. Otro amigo sin pensarlo dos veces, se quedó a vivir allí, dos semanas después leo el periódico que decía: “En la casa número 45 ubicada en la zona norte en la calle… Asesinos entran y descargan sus ametralladoras en la humanidad de quien la ocupaba, aún no se ha verificado la identidad del occiso, ya que quedó irreconocible.

Hoy me he enterado que mi supuesto “Amigo” Al parecer debía un cargamento ilícito, ya sabía que lo buscaban, sus cómplices gubernamentales lo habían advertido y habiendo otro en su lugar, despistaría a los dueños de la mercancía, los cuales estaban de paso por el país.

Los únicos amigos verdaderos que tenemos en esta vida son nuestros padres, muchas veces sus consejos no son valorados en su instante presente, pero el transcurrir del tiempo nos hace tropezar y valorar lo no atendido en su momento, la verdad siempre saldrá a la luz, por lo tanto nunca ignoremos las buenas intenciones de nuestros progenitores.

Es un relato ficticio dedicado a los jóvenes rebeldes.

.............................................................................................................................................
Todas las imágenes pertenecen a pixabay.



0
0
0.000
1 comments
avatar

Congratulations @leanpoqui! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s):

You got more than 100 replies.
Your next target is to reach 200 replies.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Check out the last post from @hivebuzz:

The new HiveFest⁶ attendee badge is waiting for you
Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!
0
0
0.000