Aspectos de crecimiento y calidad de un pastizal: Factores de manejo I.

Son diversos los aspectos que influyen en la calidad de un pastizal, algunos de ellos los hemos tocado en artículos anteriores, (al final del artículo les compartimos el enlace de algunas publicaciones para que puedan acceder fácilmente a la información completa) presentados por @amestyj y @pinedaocl a través de un proyecto en conjunto que denominamos Agrotecnia.

Por lo cual, es propicio complementar con el presente artículo sobre los factores de manejo zootécnico en los pastizales, los cuales enmarcan un conjunto de elementos en los cuales el hombre tiene un papel fundamental por ser gerente de los recursos que presenta el agroecosistema, pero, que pueden incidir en los procesos productivos y comprometer el rendimiento y calidad de los cultivos forrajeros; en la actualidad, los sistemas de producción convencional han provocado desequilibrios ambientales por el uso irracional de los recursos y abuso de productos sintéticos, sobre todo para aumentar la fertilidad del suelo, lo que nos indica, que el modelo productivo debe reorientarse respetando las leyes de la naturaleza, con la finalidad de desarrollar agrosistemas sustentables.


Desde el punto de vista del manejo zootécnico, se debe mantener una adecuada planificación de las labores a desarrollar, con la finalidad de cuidar el crecimiento vegetativo y reproductivo del cultivo forrajero, considerando, la carga animal, así como los períodos de descanso y ocupación, de manera que se respete la capacidad productiva de cada especie, en función de la tasa de crecimiento cm/día), la fertilidad del suelo, factores ambientales, entre otros; los aspectos morfológicos de las especies permiten determinar un manejo adecuado de las mismas, por lo que se debe adquirir conocimiento de su hábito de crecimiento, el ciclo fenológico, las zonas a las que se adapta y la genética de la misma; un aspecto importante a considerar en una adecuada planificación, es el sistema de pastoreo rotacional, ya que permite ofrecer el tiempo de descanso que la especie necesita para su recuperación a través de las reservas que almacena, tanto en la base de los tallos como en el sistema radical.

La carga animal (UA/ha), la cual se entiende como cantidad de unidad animal (UA) que pastorean en determinada superficie, generalmente se expresa en una hectárea, (siendo una unidad animal. un promedio de 450 kg de peso vivo), ahora bien, la carga animal es uno de los factores que puede ejercer influencia directa en la supervivencia del pasto en el área cultivada, por lo cual, debe establecerse de acuerdo a la disponibilidad de forraje de determinada superficie, con la finalidad de controlar la intensidad del pastoreo y así mantener la calidad y rendimiento de las especies forrajeras, en los sistemas de rotación es un aspecto preponderante, que puede en cierto modo afectar la tasa de crecimiento de las especies; de manera que, con una carga muy alta, el consumo de los animales es más intenso, y pueden consumir la planta por debajo del límite de la altura recomendada, que de manera general en especies rastreras puede estar entre 15 y 20 cm, mientras que en especies macollosas entre 20 y 40 cm desde el suelo, de manera que no se deje la cantidad de remanente forrajero suficiente, para que la planta pueda hacer fotosíntesis y no disponer de sus reservas para un nuevo crecimiento.
Recordemos que, la carga animal no se cuenta en relación al número de animales, sino al número de unidades animales que están ocupando la superficie forrajera, generalmente se expresa e UA/HA. Por ejemplo: para saber cuántas unidades animales hay en un rebaño de diez vacas, dos toros y cinco becerros, decimos: una vaca de 450 kg representa 1 UA, un toro 1,5 UA, y un becerro 0.25 U.A, entonces en ese rebaño hay 14,25 UA

Además de ello, en la zona basal de la planta, se encuentran los meristemos responsables de la generación de nuevo tejido vegetal, si estos son removidos el rebrote dependerá de la generación o activación de nuevos puntos de crecimiento, retrasando esto el proceso de recuperación y mayor gasto de las reservas, hasta llegar a un punto en que la planta se debilita y muere, por lo que es necesario asegurar la recuperación de las plantas posterior a la defoliación para evitar cambios en la composición florística (aparición de arvenses), calidad y disponibilidad de la pastura, así como la degradación de los pastizales, cuya cobertura protege el suelo de la erosión y contribuye al reciclaje de los nutrimentos.

Por otra parte, una baja carga animal, genera lo que técnicamente se conoce como sub pastoreo, ocasionado por una desproporción entre la carga animal y la oferta forrajera, ocasionando que el remanente forrajero luego del pastoreo sea excesivo, afectando de igual manera la calidad del pasto, ya que, al momento de cumplir el ciclo rotativo de los potreros a pastoreo, en la próxima entrada de los animales, el pasto puede estar avanzado de edad, presentando alto contenido de componentes celulares indigestibles como la lignina y la celulosa, que afectan el consumo del pasto, situación que permite al animal a ser selectivo en su consumo, por lo que, si se mantiene ese ritmo, la planta envejecerá ocasionando una perdida significativa de su calidad. Por lo tanto, el exceso o déficit de la carga animal pueden generar problemas en las explotaciones pecuarias.

En tal sentido, se recomienda establecer los períodos de descanso o reposo que tendrá la especie luego de la defoliación, en relación a la tasa de crecimiento de cada especie de pasto, y a las características del ambiente donde se encuentre el cultivo, para trabajar en sentido positivo al rendimiento del pasto, es decir, en palabras concretas, no existe un periodo de descanso pre establecido por especie, ya que el rendimiento puede varían en función de lo anteriormente discutido, además los días de ocupación se estipulan de acuerdo con la altura mínima para la defoliación del pasto, es decir, hasta que los animales hayan consumido la fitomasa suficiente, sin afectar la zona basal de la planta.

Esperamos el tema sea de interés, y en un futuro podamos seguir ¡nutriéndonos de conocimiento!

Bibliografía
  • Álvarez, C., y Cruz W. (2011). Manejo de pasturas e implementación del componente arbóreo en las áreas de pastos de Nueva Guinea, RACCS. Nicaragua.
  • Faría, J. (1998). Manejo de pastos y forrajes en la ganadería de doble propósito,
    Venezuela.
  • García, T. y López, I. (2008). Cómo estimar carga animal para pastoreo continuo. Campo Experimental La Posta, Paso del Toro, CIRGOC-INIFAP, México.

Elementos a considerar en la CALIDAD de los pastos: las celulas

Factores genéticos y morfo fisiológicos relacionados con la calidad de los pastos

Nota: los recursos gráficos utilizados en la publicación son propiedad del autor



0
0
0.000
3 comments
avatar

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider delegating to the @stemsocial account (85% of the curation rewards are returned).

You may also include @stemsocial as a beneficiary of the rewards of this post to get a stronger support. 
 

0
0
0.000
avatar

Congratulations @pinedaocl! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s):

You received more than 9000 upvotes.
Your next target is to reach 10000 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Check out the last post from @hivebuzz:

Balls of Steel - HiveFest⁷ Petanque Tournament Results
Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!
0
0
0.000