Homenaje a los padres: Recuerdos felices con mi papá

Con esta publicación iba a participar en la iniciativa de @lisfabian, Reír es gratis, en homenaje a los padres, al cual no me dio tiempo de llegar, pero para el cual escribí esta publicación con mucho cariño, dedicada a mi padre. Los padres a veces parecieran relegados a un segundo lugar detrás de las maravillosas madres, pero cada uno tiene una responsabilidad y participación especial en la familia. Combinan el trabajo con la diversión en los juegos con los hijos y esto es una faceta muy importante porque ayuda a desarrollar una personalidad alegre y con fortaleza para la vida. Los momentos compartidos con el padre dejan una huella que nos acerca a la felicidad.

En homenaje a los padres.jpg

Mi padre Rafael a quien admiro y amo mucho, ya no está presente en esta vida, en la cual dejó muy buenas enseñanzas con su ejemplo y el amor que dio a su esposa y a sus seis hijas.

La imagen de mi padre desde que lo recuerdo es la de un hombre con expresión severa y en eso influía mucho sus cejas levantadas como las de un ogro, pero detrás de este rostro estaba una personalidad amorosa y protectora. Amaba a su familia y sus hijas éramos su tesoro más preciado.

Muchos son los recuerdos que guardo en mi memoria. Le encantaba jugar con nosotras y de repente nos gritaba ¡Que crezca el pilón! y se tiraba en la cama y así una detrás de la otra saltábamos lo más fuerte posible, era un juego muy divertido.

También era un poco rudo porque así aprendió de la vida. Fue boxeador campeón de peso pluma en su juventud y tenía el empeño de enseñarnos a boxear sobre todo a mi hermana mayor. ¡Ponte dura Maga! le gritaba mientras boxeaba con ella. Yo salía corriendo cuando el comenzaba con su entrenamiento, a mí eso no me gustaba, me escondía...pero debo reconocer que lo hacía para enseñarnos defensa personal.

image.pngFuent

Cuando nos veía con la espalda curvada y sobre todo a mí que a veces no me paraba bien, ¡me daba una palmada plas! yo me ponía como un palo de escoba... derechiiita.

A él le encantaba pasear y nos llevaba con frecuencia a la playa. En esa época tenía un jeep con techo de lona y fuimos a pasear por la costa del estado Vargas, pero como era muy aventurero se metió por una carretera de tierra subiendo la montaña y nos perdimos. Pero él no se preocupó y nosotras tampoco así que continuamos el camino por la montaña, con un paisaje muy bonito y llegamos a Carayaca, un hermoso pueblo de la costa. De regreso comenzó a llover y la lona de la parte de atrás donde íbamos mis hermanas, yo y la perra Miska, tenía unos huecos y comenzamos a mojarnos. Aquel aguacero arreció y nosotras estábamos empapadas. La perrita que parecía una oveja blanca por el pelo... la pobre se metía entre nuestras piernas y mi papa tuvo que buscar un lugar donde detenernos hasta que dejara de llover. Fue un día muy divertido donde nos reímos mucho aun cuando llegamos con mucho frío a la casa.

image.pngFuente

Otra característica de mi padre era que le encantaba echar chistes y más que por los chistes en si lo más gracioso y contagioso era su risa. Se reía muy fuerte de sus propias gracias. Recuerdo que en una oportunidad mi papa escogió un momento que yo diría no era muy adecuado como para echar chistes... el velorio de mi abuelo materno, el papá de mi mama. Mientras velaban a mi abuelo, mi papa un poco fastidiado de las horas que llevábamos sentados, comenzó a echar cuentos y por ultimo su repertorio de chistes. Entre estos estaban unos que había aprendido de su papa que era alemán, sobre unos personajes Fric y Frac, pero que no eran nada graciosos más bien un poco tontos. Pero mi papá le ponía su picardía, aquello era para desternillarse de la risa. Mi mama le pelaba los ojos a mi papá, nosotras haciendo esfuerzos por aguantar la risa, las lágrimas se nos salían sin poder evitarlo. La viuda de mi abuelo, pues él se había casado de nuevo, y su familia, nos miraban con malos ojos y mi papá... tranquilo como si nada. Creo que esa noche no nos botaron del lugar por consideración a mi mamá.

image.png

Estos recuerdos son parte de toda una vida de compartir momentos felices, con un ser muy especial que siempre tengo presente en mi memoria y en mi corazón.

Muchas gracias por leer, saludos y bendiciones

English.jpg

With this post I was going to participate in @lisfabian's initiative, Laughing is free, in tribute to fathers, which I didn't have time to get to, but for which I wrote this post with much affection, dedicated to my father. Fathers sometimes seem to be relegated to a second place behind the wonderful mothers, but each one has a special responsibility and participation in the family. They combine work with fun games with the children and this is a very important facet because it helps to develop a cheerful personality and strength for life. The moments shared with the father leave a mark that brings us closer to happiness.

Diseño sin título (4).jpg

My father Rafael, whom I admire and love very much, is no longer present in this life, in which he left very good teachings with his example and the love he gave to his wife and six daughters.

The image of my father since I remember him is that of a man with a stern expression and this was greatly influenced by his eyebrows raised like those of an ogre, but behind this face was a loving and protective personality. He loved his family and his daughters were his most precious treasure.

Many are the memories I keep in my mind. He loved to play with us and suddenly he would shout "¡Que crezca el pilón! and he would throw himself on the bed and one after the other we would jump as hard as possible, it was a very funny game.

He was also a little rough because that's how he learned about life. He was a featherweight champion boxer in his youth and he was determined to teach us how to box, especially my older sister. Get tough Maga! he would yell at her while he was boxing with her. I would run away when he started his training, I didn't like that, I would hide...but I must admit that he did it to teach us self-defense.

image.pngFuent

When he saw us with our backs bent and especially me, who sometimes didn't stand up well, he would slap me plas! I would get like a broomstick... derechiiita.

He loved to go for walks and often took us to the beach. At that time he had a jeep with a canvas roof and we went for a ride along the coast of Vargas state, but as he was very adventurous he took a dirt road up the mountain and we got lost. But he didn't worry and neither did we, so we continued our way through the mountains, with a very beautiful landscape and we arrived at Carayaca, a beautiful town on the coast. On the way back it started to rain and the tarp in the back where my sisters, me and the dog Miska were riding, had some holes in it and we started to get wet. The downpour intensified and we were soaked. The little dog that looked like a white sheep because of her hair... the poor thing was getting between our legs and my dad had to find a place to stop us until it stopped raining. It was a very funny day where we laughed a lot even though we arrived home very cold.

image.pngSource

Another characteristic of my father was that he loved to tell jokes and more than the jokes themselves the funniest and most contagious thing was his laughter. He would laugh very loudly at his own humor. I remember that on one occasion my dad chose a moment that I would say was not very appropriate for jokes... the wake of my maternal grandfather, my mother's father. While my grandfather was being mourned, my dad, a little annoyed with the hours we had been sitting there, began to tell stories and finally his repertoire of jokes. Among these were some he had learned from his dad, who was German, about some characters Fric and Frac, but they were not funny at all, rather a bit silly. But my dad put his mischievousness into it, it was hilarious. My mom would peel my dad's eyes, and we would make an effort to hold back our laughter, tears would come to our eyes and we couldn't help it. My grandfather's widow, since he had remarried, and his family, looked at us with bad eyes and my dad.... quiet as if nothing had happened. I think that night they didn't take us out of the place out of consideration for my mother.

image.png

These memories are part of a lifetime of sharing happy moments with a very special person that I always have in my memory and in my heart.

Diseño sin título (20).jpg

Thank you very much for reading, greetings and blessings

Decidimos nuestra propia libertad.jpg

La imagen inicial la edite en Canva con fotografías libres de uso/The initial image was edited in Canva with free photographs.



0
0
0.000
5 comments
avatar
(Edited)

Tan aventurero que se perdieron, sinceramente los padres son adorables @popurri. No me podía perder esto y pues aquí estoy. Debo confesar que soy de verdad verdad básica, no tengo notificaciones en ningún lado que puedan perturbar mi paz y de igual manera nadie que me avise nada ja,ja,ja. Hoy por pasar por esta hermosa comunidad vi esta publicación, y metí el freno a fondo y aquí me estacioné. Ya mañana o el martes sale el resumen del resumen del resumen del programa del 1er miércoles de mes. Mi padre también iba a cumplir su sueño de ser boxeador, pero mi abuela; su madre, la madre de él le botó todos su indumentaria, no era mucha solo su protector bucal ja,ja,ja. Mi padre era muy peleón aún está vivo, pero ya no pelea lanzando golpes, ya pelea puro cuando anda manejando, desde lejos, qué peligro todavía maneja. Le digo que le van a levantar una multa por viejito manejando a los 79 años. Yo me puse en algo así en el velorio de mi abuelo materno, creo que tengo algo en mi cara que da risa ya que con solo hablar mis primos no aguantaban la risa. Mi abuelo materno le echó bastante broma a mi abuela y yo defendiendo al gremio hasta el último momento jijijijiji. Muchas gracias @popurri por este apoyo tan bonito hasta el día de hoy.

0
0
0.000
avatar

Hola querida @lisfabian. Me gusto mucho tu comentario, muchas gracias. No podía perder la oportunidad de escribir aun cuando no tuve chance para el programa, me hubiera gustado estar allí, compartiendo y riéndome. Casualmente mi papá fue chofer de autobús por muchos años, hasta que a los 70 y pico, dijo ya no puedo más, era mucha responsabilidad, pero eso lo puso muy triste. El disfrutaba esa comunicación con las personas. Es cierto tu risa es muy contagiosa jajaja, me imagino ese momento que no es nada graciosa pero no se puede aguantar.
Un abrazo y para la próxima espero estar presente.

0
0
0.000