Iniciativa: Vacaciones Memorables // Initiative: Memorable holidays

portada.jpg



Hace nueve años los venezolanos teníamos una ventaja para viajar, contábamos con una asignación de dólares a tasa preferencial, muy por debajo de la que circulaba en el mercado paralelo. Eso hizo que muchas personas como yo que tenían tiempo sin salir al exterior se animaran a hacerlo.

El que llegó con la idea del viaje fue mi hermano menor, él me convenció de que era tiempo para hacer las maletas, y menos mal que le hice caso porque fue el último año en que se asignaron esos dólares preferenciales para viajeros.

Desde el momento en que tomamos la decisión me puse a organizar el viaje, buscar alojamiento, conocer las líneas de taxi y cualquier dato que nos fuera de interés. Queríamos ir por nuestra cuenta sin ningún tour, completamente a nuestro riesgo.

Con la ayuda de internet ubiqué unos hoteles en Lima, y averigüé lo concerniente a taxis y esas cosas. Salimos de Maracay, mi hermano, su esposa, mi sobrina, mi esposa y yo. Allá nos íbamos a ver con dos amigos más que habían salido el día anterior.

Llegamos a Lima como a las once de la noche, luego de una escala de dos horas en Bogotá. En el aeropuerto nos esperaba el taxi que había mandado el hotel. Dos cosas me sorprendieron: que el taxista escuchaba Salsa a todo volumen y andaba como alma que lleva el diablo, casi no respetaba los semáforos y pasaba temerariamente a cualquier carro que estuviera delante. Llegamos al hotel con el corazón en la boca.

Imagen2-550.jpg

Esa noche apenas pudimos dormir. La ciudad se veía tan animada que mi hermano y yo no aguantamos las ganas de dar una vuelta por los alrededores del hotel. En aquel tiempo Lima estaba muy linda, con una iluminación que daba gusto. Era casi la medianoche y se veía un gran movimiento en la calle. Cuando llegamos de vuelta ya estaban las dos personas que nos estaban esperando: el pretendiente de mi sobrina y su madre.

Al día siguiente salimos todo el grupo completo, pero desde el primer momento comenzaron las discrepancias, nos costaba trabajo ponernos de acuerdo. Unos querían ir para un sitio, otros para otro, la verdad que el asunto era problemático. Estaba también una situación incómoda derivada de mi régimen alimenticio, ya que mi pancita no tolera todo tipo de alimentos.

En la noche mi esposa y yo conversamos y llegamos a la conclusión de que lo mejor era andar los dos por nuestra cuenta. Establecimos un horario en que durante la mañana desayunábamos todos juntos, luego ella y yo nos íbamos a caminar y en la noche nos veíamos todos de nuevo.

Mi esposa y yo nos dedicamos a lo que nos gusta, patear la ciudad. Nos apartamos de las rutas más concurridas para conocer todo lo que nos llamaba la atención. Con un mapa en mano y preguntándole a la gente recorrimos muchas partes de esa inmensa urbe, prestándole mucha atención a las advertencias de los limeños que nos recomendaban no ir a tales o cuales sitios.

Las reuniones nocturnas en el hotel eran muy curiosas porque parecía que los dos grupos andábamos en dos ciudades distintas. El grupo de mi hermano nos hablaba de grandes centros comerciales, y mi esposa y yo les contábamos de unas callecitas laberínticas en las que se podían conseguir las artesanías más insólitas. A veces cada quien seguía las recomendaciones que se daban.

imagen3-550.jpg

Nosotros por nuestra parte seguíamos explorando una ciudad que se nos antojaba espectacular, con pequeños centros comerciales donde descendientes de japoneses tenían decenas de tiendas dedicadas a videojuegos y anime; mercados de especies exóticas y una zona de costa muy distinta a nuestro querido Caribe.

La hora del almuerzo también era muy curiosa porque hacíamos dos paradas. Una para que mi esposa pudiera degustar las exquisiteces de la comida peruana, donde abundan los mariscos, algunos condimentos fuertes y picantes que regañan. Otra, para yo disfrutar de una pechuga de pollo o de pescado a la plancha con papas al vapor.

En algún momento alguien en una camioneta del transporte público nos recomendó que fuésemos a la zona de Barranco, en la costa, al sur de Lima. Esa visita fue muy grata porque nos encontramos con unos señores que daban serenatas diurnas. Yo acordé con ellos para que sorprendieran a mi esposa. Puse de excusa que iba a buscar un baño cercano y le dije a ella que me esperara al comienzo del Puente de los Suspiros. No tardé ni tres minutos, la idea era darles chance a los señores. Cuando llegué estaban ellos cantándole a mi esposa. Mientras escribo me doy cuenta que ha sido la única vez que le he mandado una serenata. Poco romántico yo, jajaja.

imagen4-550.jpg

Son muchas las anécdotas de ese extraordinario viaje. Y Aunque íbamos en un grupo grande, para mi esposa y para mí fue una especie de luna de miel, porque como les he comentado nos las ingeniamos para pasar una buena parte del tiempo los dos juntos. Nosotros hacemos un gran equipo a la hora de ponernos a explorar nuevos rumbos, es algo que disfrutamos mucho.

Viajar es una experiencia maravillosa, sobre todo cuando uno anda en compañía de los seres queridos. Para nosotros fue muy lindo poder haber estado esos días en Perú. Es una de las tantas cosas que le agradecemos a la vida.

Gracias a los amigos de Family & Friends por permitirme la oportunidad de volver a traer a la memoria el grato momento de ese viaje. Invito a todos a participar de la iniciativa que no tiene fecha de caducidad.

Gracias por tu tiempo.

cinti 800x20.jpg

TITULO INGLES.jpg

Nine years ago, Venezuelans had an advantage when traveling, we had an allocation of dollars at a preferential rate, much lower than the one circulating in the parallel market. That made many people like me, who had not traveled abroad for a long time, dare to do so.

The one who came up with the idea of the trip was my younger brother, he convinced me that it was time to pack my bags, and thank goodness I listened to him because it was the last year in which those preferential dollars for travelers were allocated.

From the moment we made the decision I started to organize the trip, look for lodging, know the cab lines and any information that would be of interest to us. We wanted to go on our own without any tour, completely at our own risk.

With the help of the internet I located some hotels in Lima, and found out about cabs and such things. We left Maracay, my brother, his wife, my niece, my wife and myself. There we were going to meet up with two more friends who had left the day before.

Imagen2-550.jpg

We arrived in Lima at about eleven o'clock at night, after a two-hour stopover in Bogota. At the airport, the cab sent by the hotel was waiting for us. Two things surprised me: the cab driver was listening to Salsa at full volume and was driving like the devil takes the soul, he almost did not respect the traffic lights and recklessly passed any car in front of him. We arrived at the hotel with our hearts in our mouths.

That night we could hardly sleep. The city looked so lively that my brother and I could not resist the urge to go for a walk around the hotel. At that time Lima was very beautiful, with a lighting that was a pleasure. It was almost midnight and there was a lot of movement in the street. When we got back, the two people who were waiting for us were already there: my niece's suitor and his mother.

The next day we went out as a whole group, but from the first moment the discrepancies began, it was hard for us to agree. Some wanted to go to one place, others to another, the truth is that the matter was problematic. There was also an uncomfortable situation derived from my diet, since my tummy does not tolerate all kinds of food.

In the evening my wife and I had a conversation and came to the conclusion that it was best for both of us to be on our own. We set up a schedule where in the morning we would all have breakfast together, then she and I would go for a walk and in the evening we would see each other again.

My wife and I did what we love, walking around the city. We took off the beaten track to see everything that caught our attention. With a map in hand and asking people we walked through many parts of this immense city, paying close attention to the warnings of the locals who recommended us not to go to such and such places.

The nightly meetings at the hotel were very curious because it seemed that the two groups were in two different cities. My brother's group would talk about big shopping malls and my wife and I would talk about labyrinthine little streets where you could get the most unusual handicrafts. Sometimes everyone followed the recommendations that were given.

imagen3-550.jpg

For our part, we continued exploring a city that seemed spectacular, with small shopping malls where Japanese descendants had dozens of stores dedicated to video games and anime; markets of exotic species and a coastal area very different from our beloved Caribbean.

Lunch time was also very curious because we made two stops. One so that my wife could taste the delicacies of Peruvian food, where seafood abounds, some strong and spicy condiments that scold. Another, for me to enjoy a grilled chicken breast or fish with steamed potatoes.

imagen4-550.jpg

At some point someone in a public transport van recommended us to go to the area of Barranco, on the coast, south of Lima. That visit was very pleasant because we met some gentlemen who were giving daytime serenades. I arranged with them to surprise my wife. I made the excuse that I was going to look for a bathroom nearby and told her to wait for me at the beginning of the Bridge of Sighs. It didn't take me three minutes, the idea was to give the gentlemen a chance. When I arrived they were singing to my wife. As I write I realize that it was the only time I have ever serenaded her. Not very romantic of me, hahaha.

There are many anecdotes of that extraordinary trip. And although we were in a large group, for my wife and I it was a kind of honeymoon, because as I have told you we managed to spend a good part of the time together. We make a great team when it comes to exploring new directions, it is something we enjoy very much.
Traveling is a wonderful experience, especially when you are in the company of your loved ones. For us it was very nice to have been able to spend those days in Peru. It is one of the many things we thank life for.

Thanks to the friends of Family & Friends for allowing me the opportunity to bring back the pleasant memories of that trip. I invite everyone to participate in the initiative which has no expiration date.

Thank you for your time.

Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)

separador verde.jpg

Todos tus comentarios son bienvenidos en este sitio. Los leeré con gusto y dedicación.

Hasta una próxima entrega. Gracias.


MARCA LIBRO POSTALdef-sombra-m.jpg

Las fotos, la edición digital y los Gifs son de mi autoría.


separador verde.jpg

banner delfin cumpleaños 4.png

separador verde.jpg

No te olvides de votar @cervantes como witness en esta página:

https:/wallet.hive.blog/~witnesses

Te invito a apoyar este proyecto como witness y a formar parte de esta gran comunidad uniéndote a su Discord en el siguiente enlace:

Discord de la comunidad Cervantes

separador verde.jpg

You can vote for @ocd-witness, with HiveSigner or on Hive Witnesses.

separador verde.jpg

banner ruta blockchain-800.png

Banner obsequio de los amigos de @rutablockchain

logo holos1.jpg


logo ser emprendedor.jpg

Comunidad Be Entrepreneur

separador verde.jpg








0
0
0.000
10 comments
avatar

Qué buenos recuerdos querido amigos, se ve que disfrutaron mucho. A la hora de viajar, soy como tu y como tu esposa, me gusta caminar, patear calles, es la mejor manera de conocer una ciudad, recuerdo que en mis viajes, llegaba súper cansada en las noches, pero todo había valido la pena.

Me alegra que hayas podido disfrutar aunque sea un año del cupo preferencial de dolares, yo lo disfruté un poco más. Ahora que ya no están, extraño poder hacer un viaje, cuando comienzas a conocer el mundo, le agarras un gustico que después no quieres parar.

0
0
0.000
avatar

Es que caminando uno conoce muchos detalles, a mi me gusta hablar con la gente para enterarme de su forma de vida.

Que bueno que pudiste aprovecharlo. Si no es por mi hermano no me hubiese animado. Muchas gracias por pasar y comentar estimada @maitt87. Que estés bien. Un fuerte abrazo.

0
0
0.000
avatar

Esos momentos cuando éramos felices y no lo sabíamos ahora no es que no lo somos pero tenía la opción de los dolores preferenciales ..lo mejor fue la decisión que tomaron de cada uno por su lado así todos felices de verdad lima es muy hermosa y con mucha luz me encantan las fotografías fue indudablemente unas vacaciones memorables gracias por compartir esa linda experiencia bendiciones 🙏

0
0
0.000
avatar

Sí agarramos los últimos que se dieron. Fue un buen tiempo y el viaje fue inolvidable. Muchas gracias por la visita y el comentario estimada @nill2021. Que estés bien. Un fuerte abrazo.

0
0
0.000
avatar

Excelentes vacaciones amigo @irvinc 👍🏻😉
Que bueno que tomaste la decisión de apartarte un poco del grupo y pasar tiempo de calidad con tu esposa. Yo habría hecho lo mismo.
Saludos 😉👋🏻👋🏻

0
0
0.000
avatar

Sí, al principio nos dió un poco de pena, pero nuestros intereses eran distintos. Ese viaje lo disfrutamos mucho. Gracias por pasar y comentar estimada @simoney24. Que estés bien. Un fuerte abrazo desde Maracay.

0
0
0.000
avatar

Bueno, yo viajé con esta publicación, eso es seguro. Gracias a ti por compartirla, estimado Irvinc.

Definitivamente, dentro de todo el planeta que nos delimita (afortunadamente jajaja) cada persona y cada vida es un mundo en sí mismo.

Hoy aprendí un poco más. Gracias.

0
0
0.000
avatar

Me alegra que te haya gustado, Lima es una ciudad muy bonita. Muchas gracias por la visita y el comentario estimado. Que estés bien. Un fuerte abrazo desde Maracay.

0
0
0.000
avatar

Recordar es vivir querido amigo @irvinc, viajar con nuestros seres queridos es lo mas hermoso y quedan esos momentos grabados y nunca se olvidan. Kindas fotografias.
Un abrazo para ti y la amiga @damarysvibra

0
0
0.000
avatar

Así es mi querida @mafalda2018. Viajar con la familia es una experiencia muy linda. He tenido la suerte de poderlo hacer muchas veces, no fuera sino en nuestro lindo país. Muchas gracias por pasar y comentar. Que estés bien. Un fuerte abrazo desde Maracay

0
0
0.000