Recuerdos de una mascota

Hace una semana escribí el post de que se murió mi erizo y al recibir el comentario de @oscarcampos86 me acordé de una de mis mascotas que a la fecha le guardo mucho cariño, pues cuando una mascota llego tan adentro de tu alma, no importan los años que pasen las sigues añorando.

imagen.png

"Chiquita" era una perrita que estuvo a mi lado por 13 años, con la que viví aventuras y disfrute mucho de su cariño, era una perrita que trepaba árboles conmigo (aunque luego tenía que ayudarla a bajar), también se llegaba a aventar del techo si es que veía que me salía hacia un mandado, no le importaba ella buscaba acompañarme.

También era común que ella estuviera paseando conmigo en bicicleta, poniendo sus patitas delanteras en el manubrio y las traseras sentándose en la parte del tubo, disfrutando conmigo de donde sea que fuera

Cuando regresaba de la universidad ella podía olfatearme a dos cuadras de distancia, sé salía de la casa hasta llegar a mi lado para recibirme con alegría. Con el paso del tiempo si llego a tener cachorritos los cuales regale todos excepto uno al que le pusimos el nombre de Duppy y ahora los dos juntos paseaban siempre a mi lado, cada uno con su personalidad propia, pues mientras Chiquita era mas serena y paseaba siempre a mi lado, Duppy era todo lo contrario, no hacía travesuras, pero era más aventurado para pasear adelantándose (no soy de ponerle a los perros correas, los entrenaba para que con mi llamado siempre vinieran a mi)

Mis dos perros se dormían conmigo en la cama, eran como si fueran mis osos de peluche y siempre me cuidaban sobre todo si me enfermaba.

Algo que me gustaba mucho de mi Chiquita es que cuando jugaba futbol, mi perrita era como otro jugador porque se dedicaba a robar el balón, se dedicaba a morder el pantalón de los otros jugadores para quedarse el balón también, aunque al final terminaba mordiéndolo y no buscaba anotar gol. Para jugar a las escondidas ella me ayudaba a buscar a las demás personas, pero igual se me dificultaba ocultarme porque como me seguía a todos lados tenía que enseñarle a mantenerse oculta para que no nos descubrieran.

Con el paso del tiempo se volvió menos ágil y ya nada más se dedicaba a caminar a mi lado o simplemente descansar, la edad la fue venciendo poco a poco hasta que en un día al despertar me di cuenta de que bueno... ella ya no despertó. La terminé enterrando en el patio de mi casa donde ahora se encuentra un árbol

A la fecha la recuerdo con mucho cariño, mas que una mascota, mas que un familiar, mi perrita fue una compañera de vida



0
0
0.000
3 comments
avatar

La Chiquita, ahi tengo a Kevin y Bigotes, su hija y nieto XD, no maaa hace cuanto que me diste a Kevin.

0
0
0.000
avatar

La Chiquita, ahi tengo a Kevin y Bigotes, su hija y nieto XD, no maaa hace cuanto que me diste a Kevin.

0
0
0.000
avatar

Uff ya tiene sus buenos años Kevin, jejeje es curioso ver que ya hasta le podemos crear su árbol genealógico de toda su descendencia de la Chiquita

0
0
0.000