Comentario de la falacia ad hominem.

in #quotelast month

Fuente de la imagen


"El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expresa."

Oscar Wilde


Comencemos aclarando, el título debería haber sido sobre el argumento ad hominem, pero en escencia se trata de un tipo de falacia (un falso argumento), así que preferí jugar un poco con las palabras y titular de la manera en que lo he hecho. Aclarado eso para los lectores meticulosos, podemos continuar.

En tiempos recientes, me ha llamado mucho la atención un error común en el que incluso he caído con algo de frecuencia, es el de descalificar una idea o un mensaje por la poca probidad o la mala reputación de quien comunica la noticia. Un suceso reciente me dio motivo para recordar que "una verdad es una verdad incluso si la dice Satanás"... bien, ese es un viejo refrán que no es muy popular, pero es terriblemente cierto.

Así entonces, si una persona nos desagrada o tiene antecedentes que nos molestan en alguna medida, siempre corremos el riesgo de que cualquier idea que emita, incluso si es buena, puede que la rechacemos de entrada, incluso antes de haber seriamente evaluado si la idea tiene algún valor o no.

Este comportamiento de censurar de inmediato una idea por la antipatía que nos cause el autor es algo desgraciadamente muy humano y frecuente, así que si te encuentras con alguien que realmente no soportas, pero que te ofrece en algún momento una idea, pues, toma aire, aléjate un poco de las cosas y reflexiona con mayor seriedad, pues te debes asegurar de que si rechazas la idea debe ser porque en verdad no le encuentras utilidad y no sea porque tu desagrado hacia la persona te esté cegando y te quite una posibilidad de hacer algo correcto o tener una ganancia derivada de tal idea.



Banner-Brave
Much more than a browser. Enjoy private, secure and fast browsing with Brave

Sort:  
UpvoteBank
Your upvote bank
__2.jpgThis post have been upvoted by the @UpvoteBank service. Want to know more and receive "free" upvotes click here